El suicidio ritual

1
Lapislàtzuli nos sorprendió gratamente cuando anunció que se lanzaban a publicar una serie de autores japoneses traducidos al catalán. En El peso del aire nos hemos decidido (sin mucha duda) a leer las dos primeras publicaciones de esta editorial, empezando por una ya conocida en España, Harakiri. El cas de la familia Abe, que ya fue traducida por la editorial Satori en un volumen que contiene otros dos relatos históricos más además del mencionado.
El volumen presentado por Lapislàtzuli se compone de una introducción a la colección de autores japoneses editada por Ko Tazawa, una biografía de Mori Ôgai y su obra, una gráfica con la cronología literaria que contextualiza la obra, un mapa de Japón de la era Edo y el relato que da nombre al libro. Son especialmente útiles la cronología que contextualiza la obra, el mapa y la biografía del autor, pues nos ayudan a situar un relato que, a falta de toda esta información sería en cierta manera huérfano.Harakiri. El cas de la familia Abe es un relato histórico donde el autor utiliza sus dotes narrativas para exponer, contextualizar y tratar de explicar un aspecto cultural tan complicado de comprender como es el suicidio ritual. Uno puede empaparse de ensayos y libros de texto, pero a veces basta con una breve pero concisa explicación de forma literaria para que terminemos de comprender de qué trata. Como el propio editor comenta en la introducción, todos relacionamos el suicidio ritual con los samuráis, e incluso con Yukio Mishima, pero la profundidad conceptual del Harakiri es compleja y laberíntica. Mori Ôgai trata de darnos de forma indirecta las claves para entender los códigos culturales que nos adentren en el suicidio ritual.
 
En este relato se narra la historia de Hosokawa, un señor feudal que en sus agonizantes últimos momentos recibe la visita de sus samuráis más fieles los cuales le piden permiso para suicidarse y morir junto a su señor. Uno de estos samuráis no tiene permitido suicidarse ya que su señor tiene otros planes para él, pero éste decide hacerlo igualmente sintiendo que si no se quita la vida la deshonra caerá sobre su familia. Esta desobediencia desata ciertas consecuencias que afectarán mucho más de lo que uno podría creer a todos los que rodeaban a Hosokawa.
 
Siempre he dicho que Mori Ôgai es un autor complicado de leer. Sus textos son densos y la lectura es muy lenta. Continuamente leemos nombres, lugares y hechos históricos sin recibir explicación alguna. El autor da una enorme cantidad de detalles sobre absolutamente todo y se llega a perder el ritmo narrativo de la historia, provocando que el lector pierda el hilo del argumento. Creo que las obras de Mori Ôgai son obras de un enorme valor histórico y literario, pero es posible que no hayan envejecido bien, pues los lectores contemporáneos estamos acostumbrados a textos mucho más fluidos y con otro lenguaje. Es una obra que va a interesar a los más curiosos tanto de un Japón histórico, como de la historia de la literatura japonesa. Al terminar el libro (y teniendo en cuenta que es la segunda vez que leo este relato) noto que me han faltado notas aclaratorias al final del libro para ayudarme en la comprensión del relato.
 
En El peso del aire estamos muy entusiasmados con el proyecto que Lapislàtzuli y Ko Tazawa han emprendido, pero creemos necesario resaltar aspectos que consideramos mejorables de la edición para futuros libros. La edición misma del libro da la sensación de estar poco cuidada, es cierto que la traducción es impecable, pero otros detalles como la textura del papel o la tipografía, dificultan una lectura que ya de por sí es densa. Además todas las imágenes de la edición están borrosas (tanto la de Ko Tozawa como la de Mori Ôgai en las solapas) y la cronología apenas se lee debido a lo pequeña de la letra con la que está realizada. No nos importa repetirnos en esto, nos apasiona que nuevas editoriales apoyen la literatura japonesa traduciendo los textos al catalán, pero estamos seguros que mejorando estos aspectos mencionados las ediciones en papel mejorarían muchísimo. Lapislàtzuli se lanza a la piscina con una interesantísima nueva colección de literatura japonesa traducida al catalán, editada por Ko Tozawa y traducida por Joaquim Pijoan y Tozawa. Os invitamos a conocer uno de los aspectos más duros de la vida en la época Edo en Japón, el suicidio ritual.
Share.

About Author

1 comentario

  1. Pingback: La entrada a la madurez - El peso del aire

Deja un comentario