La bella y oscura decadencia de Japón

0
Hay libros que solo con tenerlos en las manos puedes notar el cariño y el esfuerzo depositado en la edición y en que ese texto salga al mercado. Satori mima sus productos al máximo . Y no sólo hablo del texto narrativo, a menudo y con muy pocas excepciones, los libros tienen un prólogo y un epílogo, e incluso como en el caso de 47 Ronin un ensayo completo sobre la obra. Estos detalles hacen que estas obras sean imprescindibles para cualquier amante de la literatura japonesa y en definitiva, de la buena literatura. Personalmente soy de los que siempre leen los prólogos e introducciones, y el de esta edición bien merece la pena. El traductor Iván Díaz Sancho describe en tan solo unas pocas páginas el contexto histórico de Akutagawa, su estilo narrativo, sus influencias, parte de su personalidad y qué supusieron estas obras para la época y su legado hoy en día. Además, este prólogo termina con una fantástica anécdota personal donde el traductor nos cuenta que había quedado con la bisnieta de Akugatawa, de nombre Yu la cual le había enseñado unas primeras ediciones de unos textos del autor. Iván Díaz nos explica que Yu muestra estas ediciones como si de un tesoro se trataran, su bien más preciado. Lo curioso de la anécdota es que al día siguiente recibió el encargo por parte de Marián y Alfonso, los editores de Satori, para traducir los cuentos que podemos encontrar en este volumen. ¿Casualidad o destino?
rashomon 02

Muchos de estos cuentos de Akutagawa ya habían llegado a España en una edición de Quaterni (El dragón, Rashomôn, y otros cuentos) que traducía los cuentos del japonés que se presentaban en la edición inglesa de Penguin Classics Rashomon and other 17 stories editado por Jay Rubin, uno de los mayores expertos en Akutagawa. ¿Qué podemos encontrar entonces en este volumen que no hubiera ya? Satori publica una recopilación personal y única con cinco cuentos hasta ahora inéditos en español, Un [] «El destino», Chūtō [偸盗] «Los ladrones», Gesaku Zanmai [戯作三昧] «Una vida consagrada a la literatura ligera», Karenoshō [枯野抄]  «Extracto de la tierra yerma», Shunkan [俊寛]  «El bonzo Shunkan». Y cuenta con una nueva traducción del japonés por parte de Iván Díaz Sancho.  Además, por supuesto, de la exquisita edición que otorga la editorial a sus ejemplares, y a la colección ‘Maestros de la Literatura Japonesa’. Además, este año se cumple el centenario del relato «Rashomon», publicado en 1915. Satori ha publicado en la colección de Haikus En la ceniza escribo (2015) y en la misma colección que Rashomon y otros relatos históricos, la novela Vida de un idiota y otras confesiones (2011).

Leer a Akutagawa es leer textos exquisitos, cuidados al extremo y de una gran belleza narrativa, pero que contextualizan un Japón del siglo XII oscuro y decadente, una metáfora del Japón de la postguerra. Sus textos muestran de forma humorística muchos de ellos, escenas brutales y situaciones donde se trata de retratar la complejidad de la naturaleza humana. El volumen se abre con el relato más popular del autor, «Rashomon», donde un hombre sobrevive robando a los cadáveres que se amontonan en el lugar y en el que descubre a una vieja que roba los cabellos de los muertos para sobrevivir. El desenlace del relato es impactante y perturbador y con el que Akutagawa consigue retratar la mezquindad que hay oculta en todos nosotros cuando se trata de pensar por uno mismo. El libro cierra con otro de sus relatos más conocidos, «En la espesura del bosque», donde se trata de buscar la verdad ante un crimen y donde el mismo es relatado por diferentes testimonios que cuentan su versión del mismo. Estos dos relatos sirvieron de inspiración directa para uno de los films más conocidos de Akira Kurosawa, titulado Rashomon, donde tres hombres hablan sobre el crímen ocurrido en «En la espesura del bosque» ante la puerta de «Rashomon». «La nariz» es un relato donde se explora las consecuencias del anhelo del cambio que pueden llevar al deseo de volver al estado inicial, con un tono humorístico y escenas realmente absurdas. Cuando estudiaba la carrera de Historia del Arte a menudo te encuentras con anécdotas de artistas que han realizado las más extrañas locuras para conseguir que sus obras tuvieran la mayor fuerza posible. Es quizá por ello que «El biombo del infierno» me parece un relato tan redondo, y con una carga poética impresionante. En él se relata la historia de un pintor que destaca por su realismo. Éste recibe un encargo, pintar un biombo con imágenes del infierno, y el pintor tratará de recrear escenas truculentas para darle más realismo a su pintura. Otro de esos relatos con un desenlace escalofriante. 
 
Pero es quizá sobre los relatos que hasta ahora estaban inéditos donde me he encontrado con un Akutagawa desconocido y a la vez familiar. Su estilo, su temática y su Japón oscuro y decadente siguen ahí, pero son relatos que no había leído hasta ahora y leerlos por primera vez me recordó mi primera incursión con el autor, un momento único e irrepetible. Me voy a abstener de describir qué me han parecido estos relatos inéditos y no voy a contar nada de su trama, pues creo que la magia de ellos está en entrar por primera vez en estos cuentos. Como podréis imaginar por lo que os he contado sobre los relatos anteriores, la temática de la antología gira alrededor de ese Japón oscuro que Akutagawa se empeñó en retratar en sus obras. Ryûnosuke Akutagawa demuestra que el humor requiere de mucha destreza narrativa y que requiere de gran sensibilidad. Como nos cuenta el traductor en el prólogo, el estilo de Akutagawa no encajaba en las corrientes imperantes del modernismo y aunque estaría influenciado por muchos autores de estas corrientes como Mori Ôgai o Natsume Sôseki, Akutagawa desarrollaría un estilo personal y propio. Este autor fue una persona atormentada y con una vida repleta de altibajos. Gracias a esta edición de Satori podemos conocer relatos que hasta ahora estaban inéditos y releer los que ya conocíamos con una nueva traducción del japonés. Un imprescindible en vuestras estanterías que contiene relatos que han inspirado a todo tipo de artistas tanto del siglo XX como del siglo XXI.
Share.

About Author

Leave A Reply