La llanura Musashino de Kunikida

0

Antes de entrar a leer esta obra hay que conocer al autor. En este caso es importante porque si no, el texto puede ser malinterpretado e incluso puede causar desconcierto. Doppo Kunikida era un escritor, periodista y poeta. Una de sus obras más conocidas es Musashino, recuperada por Ardicia editorial. Kunikida es un escritor de la era Meiji, y la mayoría de críticos coinciden en decir que el autor está en la corriente del Romanticismo o del Naturalismo. Kunikida está dentro de un período donde la influencia literaria de occidente era enorme.

Musashino es una obra compuesta de varios relatos que suceden en la llanura homónima donde el personaje principal se retira. Estos relatos son preciosistas, cargados de descripciones que detallan los efectos del clima y de la naturaleza en Musashino. El texto denota una mirada atenta hacia esta naturaleza, pero según avanza el texto vemos que en esta mirada de admiración también destacan los humanos. Para Kunikida cobran más importancia aquellas personas inocentes o débiles, aquellas más vulnerables. Además los relatos apenas tienen introducción y desenlace, sino que se basan en un nudo que termina con un final abierto repleto de simbología. Los textos de Kunikida en una lectura superficial pueden parecer superficiales, pero están cargados de significado y, sobre todo, de misterio.

“Musashino” quizá es el relato más romántico del libro. En él se combina la narración de un diario y de poesía. En el relato, el narrador describe el paisaje de Musashino, lugar al que desearía unirse en un fundido silencioso. Kunikida nos relata su percepción de la presencia de su ser en el mundo, concepto entendible a través del sintoísmo japonés, religión autóctona del país nipón. La prosa de Kunikida es cuidada, bella y evocadora, pero el simbolismo oculto tras todo esto es lo que da sentido al texto. En “Musashino”, el narrador no describe tanto el paisaje sino en los sentidos del lector que de pronto deja de leer y pasa a estar caminando por la llanura. Es quizá el efecto de la narración epistolar, o quizá el modo y la estructura al narrar de Kunikida, pero el paisaje cobra color y vitalidad transmitiendo una experiencia directa del personaje al lector.

Como hemos mencionado antes, para Kunikida no sólo existe el paisaje, sino que las personas desde un enfoque trágico son protagonistas de sus relatos. Esta faceta más humanista del autor se puede ver en relato como “Esa gente inolvidable”, “Niebla en el río”, o “El viejo Gen”. Este último relato cabe destacar la estructura narrativa del mismo, un relato dentro de otro relato. A medida que uno avanza, el segundo irá cobrando claridad.  Kunikida se mueve entre el naturalismo y el humanista para tejer historias que evocan la condición humana y lo sublime de la naturaleza. Kunikida es un autor muy valorado en Japón, y aunque su género narrativo no fue tan cultivado en Japón como otros más populares en el país.

Destacar de la edición la impresión a dos tintas (naranja y negro) del interior, la muy bien escogida tipografía, y en general la edición del libro, con una excelente y hermosa portada. Además la obra está traducida directamente del japonés por Yoko Ogihara y Fernando Cordobés y cuenta con el fantástico prólogo de James Cahill. Todo un lujo gracias a Ardicia editorial que nos trae una selección de cuentos de Doppo Kunikida perfecto para paladear y leer lentamente.

Share.

About Author

Leave A Reply