Las fotografías de Herbert Geddes

0

Podríamos decir que el período de aislamiento de Japón empezó entre 1633 y 1639, con la conocida ley Sakoku 鎖国 (cierre del país) instaurada por el Shogunato Tokugawa. En 1639 se terminaron de expulsar del país todos los comerciantes europeos y sobre todo a los misioneros católicos españoles y portugueses, los cuales habían ido llegando en gran número a las islas japonesas. A partir de este año, era un crimen capital entrar en el país para cualquier extranjero. Pero no para todos, sino que el bakufu mantenía bajo estricta vigilancia cualquier intento de contacto con extranjeros a nivel personal. Por ello, los contactos con el exterior eran escasos y muy vigilados.

El Sakoku duró hasta 1853, año en que el comodoro Perry obligó al gobierno japonés a abrir el comercio con el exterior y forzó la firma del tratado de Kanagawa. En 1867 el príncipe Mutsushito ascendió al trono supliendo al Shogunato con un gobierno imperial. El Emperador apodó a esta nueva era como “Meiji”. De 1868 a 1912 Japón cambió de ser un país aislado y poco desarrollado a un país con un potencial enorme. Tanto es así que a finales del período Meiji, Japón competía con las potencias de Occidente en cuanto a economía e industria. El gobierno japonés promovía la importación de tecnología extranjera y entre muchos otros ejemplos, se introdujo la fotografía en Japón.

Es en 1908 cuando un empleado de la empresa G.R. Gregg and Company es enviado a Yokohama para supervisar unos intercambios comerciales. Ese empleado era el canadiense Herbert Geddes.

Mientras estuvo en Japón, de 1908 a 1918, Herbert Geddes tomó una gran cantidad de fotografías del país. Del paisaje, de la gente y de las peculiaridades del lugar. Más tarde los negativos de estas fotografías eran coloreados a mano y las fotografías vendidas a los turistas como peculiares postales de recuerdo de Japón.

Las imágenes inmortalizan todo aquello que podía sorprender a un occidental. Artesanos, campesinos, oficios únicos, arquitectura y paisajes extraños y exóticos. Estas imágenes contienen todos los clichés que uno imagina de un lugar tan lejano como Japón. Son fotografías que nos transportan a una época lejana, pero cuya idea preconcebida nos sigue acechando hoy día. Os dejamos con las fotografías que tomó Herbert Geddes en su visita a Japón.






























Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.