Entrevista a Jonathan López-Vera

3

Ya hacía un tiempo que no os traíamos una buena entrevista y para romper con esa monotonía aquí va una de más de 2.000 palabras. Hemos tenido el enorme placer de poder entrevistar a Jonathan López-Vera sobre su reciente publicación “Historia de los samuráis” (Satori, 2016). Además podéis seguir a Jonathan en sus redes sociales o a través de su web: Historia Japonesa.

  • El peso del aire: Empecemos con una pregunta básica de manual ¿Nos podrías contar un poco sobre ti?

Jonathan López-Vera: Pues será básica de manual, pero no es fácil de responder… sobre todo porque, como esta es una entrevista hecha por mail, ya he leído el resto de preguntas y no me quiero adelantar en algunos temas que preguntas después… Bueno, me dedico a la investigación histórica en la universidad, concretamente en la Universitat Pompeu Fabra, en Barcelona, donde soy un poco el bicho raro que estudia Japón y es capaz de relacionar cualquier tema con Japón, por difícil que parezca. Y es porque, ya sea dentro de la universidad o, antes, de forma autodidacta, llevo estudiando ese país unos 25 años ya, y no me canso. Y lo que he aprendido y aprendo sobre ese país, su historia y su cultura, me gusta compartirlo con los demás –a veces para su desgracia–, no me gusta quedármelo para mí, y por eso suelo estar metido en mil iniciativas relacionadas con la divulgación.

  • EPDA: ¿Cómo empezó la idea de escribir un libro sobre samuráis? ¿Por qué Japón?

JLV: Pues la idea no fue mía. Un buen día me escribieron desde una editorial de Madrid, especializada en libros de divulgación histórica, porque tenían desde hace años un libro sobre los samuráis, pero no estaban contentos con él –en su día compraron los derechos de dos librillos, los tradujeron y con los dos hicieron una mezcla bastante rara y la editaron–, así que querían que yo escribiese uno para substituir a ese dentro de su catálogo. La verdad es que yo no trabajo con el tema de los samuráis per se dentro de la universidad, aunque sí trabajo periodos y temas en los que los samuráis están involucrados porque eran los que dirigían el país en esos momentos, pero desde el ámbito de la divulgación siempre se me pregunta por ellos… en entrevistas para radio, en revistas no académicas, en conferencias para salones del manga, etc. Y no me importa en absoluto, primero porque entiendo que es lo más llamativo de la historia japonesa para el público general , y segundo porque a mí también es un tema que me gusta, de hecho, fueron el motivo por el que yo me interesé por Japón en un principio, y esto me sirve para enlazar con tu segunda pregunta. Japón se cruzó en mi vida cuando tenía como trece años y vi en la tele una serie americana llamada “Shōgun”, bastante famosa entonces, me dejó muy flipado todo absolutamente: el tema de los samuráis, con sus kimonos, sus moños, las espadas, el rollo del honor y la educación; pero también las casas con tatamis y camas en el suelo, lo de comer con palillos, el idioma, etc. Todo. Me leí la novela en la que se basa la serie y me acabó de enganchar, a partir de entonces fue como una obsesión enfermiza, como aún no había internet, me iba cada tarde a la biblioteca a leerme todo lo que tuviesen relacionado con Japón, lo que fuese. Con el tiempo me relajé un poco y me di cuenta de que no podía estar todo el santo día hablando de lo mismo, aunque el interés nunca se marchó… y aquí estamos.

  • EPDA: Administras la web “Historia japonesa”, ¿Podemos encontrar en esta web la semilla del libro?

JLV: Bueno, en cierto sentido sí podríamos decir que es la semilla del libro, puesto que esta editorial que digo que me contactó para encargarme el libro me encontró gracias a la web. Y no sólo ellos, a partir de que la web empezó a darse un poco a conocer entre la gente a la que le interesan estos temas, me han ido saliendo bastantes proyectos, aunque sí es verdad que este del libro sería el más importante. Estoy muy contento con la web –aunque durante el último año no le he podido dedicar mucho tiempo a la parte de los artículos–, la empecé hace casi cinco años ya, un poco por sacar algún provecho a cosillas que tenía escritas, otro poco por obligarme a ir escribiendo más cosillas parecidas y sobre temas que no fuesen estrictamente lo que trabajo en la universidad, otro poco porque vi que en castellano no había en internet información de este tipo con un poco de seriedad, basada en bibliografía y dejando fuera mitos y fantasías. Poco a poco la fue visitando más gente y el feed-back ha sido siempre muy bueno, así que no he tenido motivos para aparcarla y sí muchos para seguir trabajando en ella. Dentro de poco haré una remodelación general, que ya toca, y ampliaré el contenido, que toca aún más.

  • EPDA: ¿Cómo llegaste hasta Satori? ¿Qué tal ha sido la experiencia de publicar con ellos?

JLV: Pues con Satori también había hablado un par de veces hace como tres o cuatro años, porque se pusieron en contacto conmigo también a raíz de conocer mi web. Yo ya conocía lo que hacían ellos, claro, porque si te interesa Japón, los tienes que conocer sí o sí, pero hablando con ellos vi que compartíamos un mismo punto de vista, ellos trabajan sobre Japón y lo hacen con tanto buen gusto y tanto cariño –se nota en cualquiera de sus libros– porque les encanta Japón, así de sencillo. Y bueno, hablamos un par de veces, más que nada para estar en contacto de cara a, en un futuro, “hacer algo”, sin concretar más en aquel momento. Entonces, volviendo al libro, yo estaba trabajando en él desde hacía meses para esta otra editorial que me lo había encargado, pero en un momento dado decidí que no quería seguir trabajando con ellos porque, sencillamente, no me parecieron de fiar –permitidme que no dé más detalles, no quiero hablar mal de nadie–, así que como aún no teníamos nada firmado, les dije que me apeaba del proyecto. Y entonces me encontré con que tenía un libro sobre la historia de los samuráis, al que había dedicado ya unos cuantos meses y que debía estar como a un 70%. Y rápidamente supe lo que quería para ese libro: Satori. Pensé que se lo propondría a ellos y que, si no les interesaba, lo guardaría en un cajón quizá indefinidamente, o quizá lo despiezaría en artículos para irlos publicando en la web y así tener material listo para un montón de tiempo y poder dedicarme mientras tanto sólo a mi trabajo en la universidad. Lo que tenía claro que no me apetecía nada era empezar a enviarlo aquí y allá, y esperar a ver si alguien lo quería, era Satori o nada. Se lo comenté, me pidieron leer un capítulo y saber un poco las líneas generales, y unas semanas más tarde me dijeron que lo querían. Estupendo. Y desde entonces hasta hoy, todo genial con ellos, es un placer trabajar con gente tan maja y tan apasionada por lo que hacen, cero problemas. He conocido a más personas que han trabajado con ellos de una u otra forma, y la opinión es completamente unánime.

  • EPDA: ¿Qué podemos encontrar en Historia de los samuráis?

JLV: Lo que te promete el título, así de claro. Es un libro de Historia, ¿de Historia de qué? De los samuráis. Te cuenta la historia de estos señores desde que fueron apareciendo poco a poco, cuando se hicieron con el poder, los setecientos años durante los que mantuvieron ese poder con distintos gobiernos y guerras y cambios, etc., hasta el momento en que desaparecieron, bastante repentinamente. Todo esto salpicado de pequeñas bios de algunos samuráis destacables y otros datos interesantes, fotos, mapas, gráficos, etc. Al final hay un epílogo dedicado al mito samurái, una extensa bibliografía, unas listas de emperadores y shogunes, más mapas… A destacar el detalle que ha tenido Satori incluyendo nada menos que 32 páginas con fotos y grabados a todo color relacionados con el tema, un extra muy de agradecer; y todo ello con una edición muy cuidada con la que estoy muy contento. Así, en general, eso es lo que os podéis encontrar en el libro.

  • EPDA: Historia de los samuráis pretende ser un libro de historia para desmontar mitos y leyendas de los samuráis. ¿Nos podrías poner algún ejemplo de estos mitos desmontados?

JLV: Bueno, no es que el objetivo del libro sea ese, el objetivo del libro es, como decía, contar la Historia de los samuráis, sólo eso, lo que pasa es que, al hacerlo tienes que dejar fuera aquello que no es Historia, aunque también sea muy interesante, ojo, pero tienes que dejar fuera todo lo que forma parte del mito, de la leyenda y de la fantasía. El problema es que muchas de estas cosas sí se han hecho pasar por Historia en muchos otros libros de divulgación o artículos de prensa o documentales, etc., y mucha gente cree que es real algo que no lo es. ¿Un ejemplo de mito desmontado? Pues mira, voy a la yugular directamente: el bushidō.

  • EPDA: Has comentado varias veces en redes sociales que la palabra ninja sólo aparece una vez en el libro y es para negar que aparece más veces, ¿a qué se debe?

JLV: Vaya, tenían que salir los ninjas, jajaja. El tema de los ninjas es ya una especie de broma recurrente que tengo con muchos amiguetes, y muchos de ellos, como dices, en redes sociales, me lo sacan a relucir aprovechando la mínima ocasión. Todo viene porque, volviendo a la pregunta anterior, si dejamos fuera de la Historia todo aquello que es mito y no realidad, tienes que dejar fuera a estos simpáticos personajes de trajecillo negro y estrellitas voladoras, porque no existieron. Sé que esto para mucha gente es una herejía, y muchas veces me lo han discutido enérgicamente, pero es que resulta que no es mi opinión personal ni soy el único loco que lo dice, es una evidencia histórica y es la opinión general dentro de la academia, se sabe cuándo se creó ese mito, cómo y porqué, no tiene más misterio. ¿Qué los ninjas molan? Claro, a mí el primero, pero también me gusta Dragon Ball y sé que es una ficción.

  • EPDA: ¿Cómo ha sido la experiencia de escribir este libro? ¿Cuánto has tardado en terminarlo?

JLV: En cierto modo no ha sido nada nuevo, porque aunque es mi primer libro como tal, gran parte de mi trabajo consiste en escribir sobre estos temas. Ha habido algunas diferencias formales, como escribir sin usar notas al pie de página o referencias bibliográficas, algo imprescindible cuando escribo para el ámbito académico, pero poco más. Es difícil contabilizar el tiempo que he tardado en escribirlo, porque en algunos momentos me he dedicado sólo al libro pero en otros lo he ido alternando con otros trabajos, también lo dejé parado dos o tres meses para enfocarme en otro tema en que estaba trabajando, hubieron dos viajes a Japón por medio… podríamos decir que han sido unos quince meses, pero con todas estas variables que te comento.

  • EPDA: ¿A qué público crees que puede ir dirigido el libro?

JLV: Está dirigido al público general, a cualquiera que se sienta atraído por los samuráis y quiera aproximarse al tema desde un punto de vista riguroso pero ameno y entretenido –por lo menos eso es lo que he intentado, los lectores dirán si lo he conseguido. Hay muchos otros libros en el mercado sobre los samuráis que te hablan de la parte más mitificada o tienen dibujos en los que salen los nombres de cada parte de la katana o el listado de las virtudes legendarias de los invencibles guerreros de brillante armadura que vivían según un estricto código del honor y dormían con un ojo abierto y la espada siempre a mano por si les atacaba un ninja. Y me parece genial, porque así quien esté interesado en el tema puede hacerse una imagen global del mismo.

  • EPDA: ¿Estás trabajando en algún otro proyecto relacionado con Japón?

JLV: Bueno, más bien diría que no suelo trabajar en ningún proyecto que no esté relacionado con Japón. El principal es sin duda mi Tesis Doctoral, que trata el tema de las relaciones oficiales entre los gobiernos de Toyotomi Hideyoshi y Felipe II, y en el que precisamente intento darle mucha importancia al contexto japonés del momento y a la peculiar figura de Hideyoshi para entender cómo fue el contacto entre Japón y Castilla/Portugal a finales del siglo XVI. Además, está mi web, que es un proyecto continuo; está la revista que co-edito, Asiadémica, donde publicamos artículos académicos sobre Asia Oriental, por lo que lógicamente hay muchos sobre Japón; siempre van saliendo simposios o conferencias tanto dentro del ámbito académico como del de la divulgación, porque yo me suelo apuntar a un bombardeo; hay también más viajes a Japón en el horizonte… no sé, mil cosas… y que no falten nunca.

Share.

About Author

3 comentarios

  1. Pingback: NC#54: Hola, que venía a hablar de Dostoievski

  2. Pingback: Tras las dos primeras semanas | HistoriaJaponesa.com

  3. Pingback: Dos nuevas reseñas | HistoriaJaponesa.com

Leave A Reply