La guerra contra Nobunaga, de Ryō Wada

0

El período Sengoku (1467-1590) es uno de los más sangrientos de la historia de Japón. Oda Nobunaga es una de las grandes figuras que surgieron en esta época, considerado como uno de los unificadores del país. Para esto, Nobunaga debía conquistar Japón por entero, pero no todas regiones se doblegaron tan fácilmente a este hombre. La guerra contra Nobunaga se sitúa en el año 1576, donde una fortaleza que es a su vez un templo budista, llamado Ōsaka Honganji. Cuando el templo está a punto de caer ante Nobunaga, buscan ayuda en los piratas Murakami, una de las familias de piratas más conocidas y temidas de Japón. Allí aparece Kyō Murakami, la hija de uno de los tres líderes pirata. Kyō es feroz y una gran guerrera, a la vez que es conocida por ser fea. Kyō compaginará la batalla por el templo Ōsaka Honganji con la búsqueda de un marido que pueda seguirla en sus aventuras y que sea igual o más bravo que ella. Ryō Wada presenta con la primera parte de “La hija de los piratas Murakami”, La guerra contra Nobunaga una historia con base histórica repleta de acción, personajes entrañables y muchas aventuras.

En La guerra contra Nobunaga hay una gran cantidad de personajes, tantos que se necesita de un glosario de nombres al principio de la novela. Pero la protagonista principal es la ya mencionada Kyō Murakami, una princesa pirata que como ya hemos dicho, destaca por su no-belleza y su mal carácter. Una mujer violenta que cuando aparece en la novela es en clave de humor. Sus escenas están cargadas de humor desternillante pero que a su vez esconden un viaje de crecimiento y desarrollo personal, al más puro estilo viaje del héroe. Kyō pasará de ser una chica con delirios de grandeza que quiere ser reconocida en batalla, a ser una mujer que ha vivido en sus carnes los horrores de la guerra.

Ryō Wada introduce capítulos históricos con personajes reales y situaciones que ocurrieron, demostrando que detrás hay una documentación exhaustiva, tanto en tema bélico como en político y social. El autor describe con destreza y gran detallismo el desarrollo de batallas y estrategias militares, combinando la ficción con la historia, pero separando de forma obvia la una de la otra. El autor consigue que detalles históricos y este detallismo que roza lo enfermizo (en un sentido positivo de la palabra) sean no interesantes, sino algo delicioso de leer. Personalmente no soy un gran lector de novela histórica, debo reconocer que suelo cansarme ya que se vuelven lecturas muy tediosas repletas de datos y más datos. Soy historiador, y cuando quiero leer sobre historia, leo ensayo. Por eso mi enorme sorpresa al encontrarme con la perfecta combinación de ficción e historia que hace Ryō Wada con La guerra contra Nobunaga. Desde luego una gran recomendación para cualquier tipo de lector, ya esté o no interesado en la novela histórica. Hay que reconocer que en ciertos tramos del libro, el exceso de realismo consigue hastiar, pero justo cuando el lector empieza a darse cuenta de esto, la trama cambia y el ritmo remonta. Sí hay que mencionar que La guerra contra Nobunaga es el primero de dos volúmenes, y que la trama se corta al final dejando con un cliffhanger que puede llegar a molestar.

Cabe destacar la edición de Quaterni, con un papel excelente y una portada con sus ya famosas (y adoradas) portadas con relieve. La traducción es de Isami Romero, traductor veterano en la editorial. Suya es también la interesantísima nota introductoria al texto. Además la edición cuenta de unos muy útiles mapas para orientarnos en la lectura. Ryō Wada es un autor hábil, que consigue enganchar durante las más de 400 páginas que tiene la novela. La guerra contra Nobunaga  ha sido premiada con el Gran Premio de las Librerías de 2014 y con el Premio Yoshikawa (premio de novela histórica que lleva el nombre de Eiji Yoshikawa, autor de Taiko, El cantar de Heike y Musashi). La guerra contra Nobunaga es una gran novela, interesante y cuidada, sobre un período en la historia japonesa convulso y trágico.

Share.

About Author

Leave A Reply