Viaje a la costa, de Kazumi Yumoto

3

Mizuki es una mujer que lleva tres años esperando a su marido, el cual está desaparecido (y probablemente muerto). Un día aparece por sorpresa en su apartamento. Yusuke reconoce que está muerto y que lleva tres años, desde que murió, tratando de volver a Mizuki. Yusuke la convence para recorrer el camino inverso que hizo él. Un viaje cargado de espiritualidad, filosofía y reflexión sobre cuestiones vitales de la vida. La editorial Nocturna ha publicado Viaje a la costa, de Kazumi Yumoto, (autora de Los amigos). Una novela llena de ternura y drama. Una obra con los sentimientos a flor de piel.

Lo cierto es que la sinopsis puede parecer retorcida. El exnovio muerto que vuelve en forma de fantasma para llevarse a su pareja a un viaje al lugar donde murió. Podríamos pensar que se trata de una novela de terror, quizá de un texto denso que reflexiona sobre la vida y la muerte, o incluso una comedia donde la pareja, una viva y otro muerto, se encauzan en dicharacheras aventuras. Pero  Viaje a la costa es una novela con un tono ligero, un ritmo fácil de seguir y una trama bien construida que sorprende por la sencillez de su drama. Kazumi Yumoto utiliza un estilo con un lenguaje sencillo y unos personajes opuestos y muy a la japonesa para construir su historia. Mizuki es una mujer observadora, reposada y que no se altera fácilmente. Además el tono cotidiano y suave de la novela consigue que el lector vea una historia aparentemente macabra, como un drama creíble.

Tengo la sensación que el perturbador e inusual giro de guion del inicio, quizá el elemento de misterio o intriga más poderoso de la novela, pierde un poco su magia debido a la promoción de la novela, donde tanto en la portada como en la sinopsis es desvelado. No obstante me parece un reclamo interesante y desde luego la razón por la cual yo me interesé por la novela, por lo que entiendo que debió ser una decisión algo controvertida. Por mi parte tengo mis pros y mis contras. De todas formas, aunque el elemento es importante, lo que verdaderamente me ha enganchado no ha sido este giro, sino una trama bien hilada e interesante, unos personajes intrigantes y repletos de sombras y un lenguaje trabajado y sencillo. Kazumi Yumoto aporta las pistas justas durante el viaje, logrando que el lector sienta la dosis justa de frustración para enganchar  la lectura. El motivo del viaje es un misterio y es la intriga principal. El viaje de regreso sirve a su vez para redibujar la pasada relación de los dos personajes, lo que convierte dicho trayecto en un aprendizaje a través de los recuerdos y la memoria.

Después de Viaje a la costa tengo la necesidad de leer la primera novela de Yumoto que publicó Nocturna en la colección Noches Blancas en 2010. La traducción de Rumi Sato y José Pazó es excelente y la edición muy, muy cuidada. El interés de Nocturna por publicar títulos japoneses contemporáneos es más que interesante, pues la mayoría de literatura nipona que tenemos por aquí es moderna o incluso clásica y de contemporánea son pocos los títulos y autores (quitando a Murakami y a Yoshimoto, claro). Cada vez más se ven títulos de literatura japonesa en colecciones y editoriales que no están especializadas y me parece un logro increíble, que sin duda viene abanderado por el buen hacer del trabajo de traductores y editores de literatura japonesa. Por eso creemos que hay que celebrar que Nocturna se haya animado a publicar obras tan fantásticas como Viaje a la costa. Un viaje a la memoria, al pasado, escrito con una delicadeza sublime. Viaje a la costa es un título sorprendente que nos ha descubierto a una autora excelente.

Share.

About Author

3 comentarios

  1. Pingback: Tres novelas orientales – La cierva blanca

  2. Pingback: Los amigos, de Kazumi Yumoto - El peso del aire

  3. Pingback: Lo mejor de 2016 - El peso del aire

Deja un comentario