El fin del mundo y antes del amanecer de Inio Asano

0

De un tiempo para aquí, los fans de Inio Asano hemos visto como poco a poco se iba traduciendo más a este mangaka en nuestro país. Ya os hablé de ello en una entrada dedicada al artista, pero hoy os quiero reseñar uno de los últimos mangas traducidos, más concretamente una antología de historias cortas que Norma ha editado con el nombre de El fin del mundo y antes del amanecer. El manga, que se publicó para Sant Jordi y el Salón del cómic de Barcelona, reúne varias de las historias que Asano fue publicando en diferentes revistas.

En todas las antologías pasa que hay historias con más interés que otras. El fin  del mundo y antes del amanecer no es una excepción, sin embargo sí puedo decir que es un compendio que define muy bien los dos estilos característicos de Asano: por un lado, su faceta más surrealista, que conocemos en mangas como Nijigahara Holograph (reseñado en el Peso del aire) y por otro, su faceta más realista, como podemos ver en Solanin (también reseñado en la página). Lo que siempre se mantiene estable es una crítica hacia la sociedad japonesa, ya sea más o menos notable, pero siempre presente.

Esta antología reúne cuentos que se centran sobre todo en los inicios de Asano, en su búsqueda de un estilo que lo definiera, no tanto artístico, pues desde sus primeras obras ya podemos ver una calidad impecable característica de Asano, sino más bien sobre los temas a tratar, sobre un equilibrio entre la popularidad de sus cuentos y los temas más oscuros y serios que quizá no triunfaran tanto entre el público. Es por eso que la antología tiene una calidad variable y que encontramos verdaderas joyas entre sus cuentos y algunos que parecen más bien historias que escribió para salir del paso.

Por ejemplo, la historia que abre la antología y que participa en el título, Antes del amanecer, es una muestra clara de que Asano es un narrador excelente capacitado para mezclar varias historias y entrelazarlas. No al nivel de Nijigahara Holograph, pero sí de manera que leas las 30 páginas que dura la historia con ganas. En cambio, Alfalfa o Cómo pasar un día festivo son más bien modositas y no llegan a marcar al lector.

Destacaría sobretodo Domingo, 6.30 de la tarde, 17 y Tokyo. En la primera, quizá la más larga de todo el tomo, se mezclan las tres historias de los miembros de una familia y muestra un Asano que se asoma a tintes surrealistas, aunque no llega a explorarlos a fondo. A su vez, muestra perfectamente a esa sociedad resentida, esos jóvenes perdidos en busca de un camino. Es el padre el que se pierde, pero mientras que él parece encontrar algo, sus hijos se sienten más disipados que nunca. En 17, esta mezcla está mucho más bien hecha y la sutilidad con la que rodea toda la historia le da más puntos. En esta historia ya vemos el Asano que triunfaría con Buenas noches, Punpun, con ese tono satírico que caracteriza sus últimas obras. Tokyo es muy interesante por el autoretrato que se hace a sí mismo, la típica vida del mangaka reflejada también en la juventud malgastada.

En conclusión, este manga se hace muy interesante sobre todo para aquellos que ya conozcan a Asano y que quieran ver su evolución como mangaka. Asano es un narrador excelente y un artista extraordinario y aunque en algunas historias se vea aún un mangaka inexperto, sí que se puede ver los primeros tintes de lo que serían sus obras más conocidas e interesantes.

Share.

About Author

Leave A Reply