XXII Salón del manga: Encuentro con Banana Yoshimoto

0

Una de las cosas que más me gustan de los eventos como el Salón del manga es la participación de autores en charlas y firmas de libros, cómics, etc. El año pasado ya tuve la oportunidad de que me firmara Inio Asano, un autor que hacía poco había descubierto pero que ya me gustaba mucho. Sin embargo, este año la invitada que, para mi, era la guinda del pastel del Salón, era Banana Yoshimoto; llevaba esperando esta charla desde hace mucho tiempo.

Lo primero que me ha pasado por la cabeza al verla es que todas las imágenes preconcebidas que tenía de ella parecían ser reales. La Banana Yoshimoto que había construido en mi cabeza era una japonesa de mediana edad, adorable, y con una sonrisa en el rostro, y al verla hoy me he dado cuenta de que la persona real cuadra mucho en esta idea preconcebida.

“Me gusta pensar en mi misma, más que como una novelista, como una doctora.”

En la mesa de la charla, además de Banana Yoshimoto, estaban entre otros Marián Bango, editora de Ediciones Satori y Ana Estevan, de Tusquets (Planeta); es decir, las dos editoriales que han traído toda la obra publicada de la autora. La pequeña sala de actos, rodeada de el ambiente más tranquilo que se puede encontrar en el Salón (aunque siga habiendo mucho ruido ambiental) se ha llenado con lectores e interesados. Banana ha preferido que le hicieran preguntas antes de charlar ella. Las preguntas han dejado claro que Banana Yoshimoto tiene un estilo diferente y único y que es una de las autoras referentes de la literatura japonesa actual. Se ha mostrado en todo momento agradecida a cada uno de los participantes de la entrevista y ha respondido con toques de humor y una clara amabilidad.

Yoshimoto ha hablado de su proceso de escritura, pues muchas veces usa la vida real para inspirarse en la ficción. Ha hablado de su intención a la hora de escribir, de esas ganas de transmitir y de hablar de sentimientos y sensaciones que, según ella, normalmente se apartan en el día a día por cuestiones más urgentes y tangibles. Ha hablado de su evolución como escritora, de ese primer libro que fue Kitchen y de cómo ha cambiado y experimentado hasta llegar a la Banana actual, una Banana que parece querer volver a sus orígenes, pero de una forma diferente.

“Me gustaría que mis novelas estuvieran ahí, en la casa de las personas y que acudieran a ellas cuando alguien se sienta solo o triste.”

Después han dado paso al turno de preguntas del público, turno en el que una servidora ha aprovechado para hacerle un par de preguntas sobre la situación de la mujer escritora en la sociedad japonesa y también sobre la sanación personal a la hora de escribir. Banana de nuevo se ha mostrado agradecida a todo aquel que ha cogido el micrófono y se ha notado que el público lo agradecía.

En conclusión, creo que ha sido una charla muy gratificante e interesante. Banana se ha mostrado atenta a todas las preguntas y se le notaba agradecida y contenta de estar ante un público español. Sin embargo, creo que el hecho de haber situado la charla dentro del Salón del manga ha provocado que muchos de los fanáticos de la autora no pudieran acudir (por falta de entradas o por el elevado precio de estas) y en vez de acercar la literatura al público amante del manga, quizá la ha alejado del lector medio. Aún así, poder hablar con ella y verla en persona ya ha sido una experiencia muy gratificante.

“Mis novelas no describen un mundo real, sino que pasan en un mundo de ensueño en el que doy protagonismo a esas pequeñas cosas que ignoramos en el día a día.”

Share.

About Author

Deja un comentario