Fūrinkazan. La epopeya del clan Takeda, de Yasushi Inoue

1

Hay autores cuyas obras son una ventana. Fūrinkazan. La epopeya del clan Takeda (Sexto Piso, 2014), de Yasushi Inoue es una de esas ventanas que nos asoma al Japón clásico y belicoso. El siglo XVI fue un período en extremo interesante, en el cual se sitúa esta novela. Inoue dedica su epopeya a un personaje inusual, extraño, temido e inspirador: Takeda Shingen (1521-1573) el cual logró convertirse en el señor del clan Takeda, uno de los más poderosos e importantes de la época. Pero no encajonemos todavía la novela dentro de la narrativa histórica y ya (sin ánimo de menospreciar el género), porque Inoue es un virtuoso de las letras. La novela no tiene como protagonista al propio Shingen, sino a su general Kansuke Yamamoto, un ronin tuerto y cojo, pero que logró demostrar ser uno de los estrategas más eficientes de la época, y cuyo apoyo fue clave para que Shingen lograra el poder.

Fūrinkazan inicia su narración cuando Kansuke Yamamoto entra al servicio de Takeda Shingen y juntos empiezan a ganar batalla tras batalla, y territorio tras territorio, porlo que Shingen empieza a ganar renombre, y la relación entre ambos hombres se afianza y estrecha. Como si de un El arte de la guerra se tratara, los consejos y estrategias militares de Yamamoto son sorprendentes y curiosamente relacionadas quizá con una filosofía budista zen que nos puede resultar tanto exótica como inspiradora. La trama, de todas formas, no se limita a mostrar batallas y consejos de autoayuda, sino que va elaborando una sutil historia que crece en ritmo, en escenario y cuyos personajes demuestran ser tremendamente poliédricos. Todo esto se entrelaza y cobra sentido hasta llegar al clímax de la cuarta batalla contra Uesugi Kenshin (1530-1578), el gran rival de Shingen.

Yasushi Inoue publicó Fūrinkazan tras su éxito con Escopeta de caza (Ryoju, 1949). El título de la novela es una clara declaración de intenciones. La palabra que forma el título está compuesta de los cuatro kanjis que portaba el clan Takeda: fu (rápido como el viento), rin (silencioso como el bosque), ka (fiero como el fuego) y zan (sereno como la montaña). Como decía al principio, la novela no es puramente histórica, ya que al autor no le interesan solo los eventos históricos, sino que ahonda en la psicología de los personajes reales que moldearon la historia de Japón. A diferencia, además, de los densos textos de Ogai Mori, Yasushi Inoue consigue que su narrativa histórica no solo no sea pesada, sino que goza de un gran ritmo, a la vez que muestra un gran dominio de una lírica sobre la cual se desarrolla la historia. Por eso, un lector moderno puede disfrutar enormemente de estos textos sin tener que considerar continuamente que se trata de un tema “tedioso”. Y quizá aquí radique el punto fuerte de Inoue, que sin dejar de lado un estilo elaboradísimo, consigue resultar ameno. Una hibridación entre un texto complejísimo y que a la vez resulta entretenido sin llegar a cansar.

Los personajes de Yasushi Inoue son, además, poco comunes para este tipo de narraciones. Pongamos por ejemplo a Dansuke Yamamoto, un samurái que cumple con los valores de honor que debe tener, es decir, cumple el “cliché”, pero que Inoue tuerce, por lo que queda un personaje más desnudo, más realista. Cabe destacar que el personaje que se gana toda la narración es el protagonista, y es que alguien con tantos defectos y tan menospreciado, consigue demostrar por sus propios méritos que los prejuicios son solo eso, prejuicios. Además Inoue se cuestiona a través de personajes la importancia de las “hazañas”, el honor, o la moral. Todo ello se refleja en una edición magnífica, con una traducción estupenda de Gustavo Pita Céspedes y con una serie de apéndices repletos de mapas, cronologías y genealogías muy útiles para navegar por la lectura. En definitiva, una verdadera maravilla.

* Como curiosidad, Kagemusha, de Akira Kurosawa, está vagamente inspirada en la vida de Takeda Shingen.

Share.

About Author

1 comentario

  1. Otro par de curiosidades, la pelicula de Hiroshi Inagaki “Samurai Banners” (1969) cuenta la vida de Kansuke Yamamoto, interpretado, como no, por Toshiro Mifuen, aunque en esta versión tenga sus dos ojos. Y hará un par de semanas, empezó a publicarse en España el manga “Shingen Takeda: el tigre de Kai, biografia de Takeda Shingen

Leave A Reply