Another, de Tsutomu Mizushima

0

Las maldiciones siempre han sido un tema recurrente tanto en el cine de terror como en el misticismo japonés ¿Cuántas veces no hemos visto la típica maldición que termina desatando catástrofes y muertes de proporciones épicas? Películas como The ring, El grito, Ju On, Dark Water y unas cuantas más se vienen pronto a la retina. El manga Another, de cuatro volúmenes creado por Ayatsuji Yukito es un festival de terror en plena sintonía con el cine de género japonés de las últimas décadas. La adaptación al anime de Another, por Tsutomu Mizushima con el estudio de animación P.A. Works, nos plantea hasta qué punto alguien puede ser capaz de liberar el mal y cómo la muerte persigue a todos hasta que consigan dar fin a la maldición, por supuesto, con una catástrofe de por medio. Existe también una versión live-action de la historia dirigida en 2012 por Takeshi Furusawa, de la que recomiendo huir encarecidamente.

En 1972 en la clase 3-3 de la escuela secundaria Yomiyama Norte, la joven estudiante Misaki, una alumna destacada y querida, murió en extrañas circunstancias. Tras el impacto de su muerte entre sus compañeros, pronto empezaron a pasar cosas extrañas en su clase. Los alumnos comenzaron a verla en su pupitre y cuando la foto del anuario fue revelada, el cadáver de aspecto putrefacto de Misake apareció en ella. Desde entonces una terrible maldición cae sobre la clase 3-3 de Yomiyama Norte, una que se repite curso tras curso. Ajeno a todo esto, aterriza en esta escuela Koichi Sakakibara para pasar una temporada con su familia materna. En los primeros compases de su estancia se hace amigo de Misaki Mei, una extraña joven frecuentemente solitaria, que se encuentra ignorada por sus compañeros. Por culpa del rechazo de sus nuevos compañeros emprenderá una investigación para averiguar que ocurre en el instituto, ya que parece que la maldición ha comenzado un año más y Misaki es la responsable.

Para cualquiera que guste de tramas llenas de misterio, terror y maldiciones, el anime Another merece un visionado casi obligatorio. Una serie que repite una formula no muy original pero que te lleva por la intriga, aderezada con algo de drama y un poco de comedia, con tintes sobrenaturales y secuencias de lo más gore. Posee un buen ritmo narrativo, aunque alguno de los episodios del tramo medio son puro relleno sin más. Tiene momentos realmente brillantes, como los dos últimos episodios, cuarenta minutos llenos de intensidad y sangre. Posee más de un giro notable, aunque su dinámica suspendida hace que la tensión se vaya rebajando con el paso de los episodios. El ritmo tranquilo nos lleva hasta un final de infarto plagado de gore a lo slasher adolescente que deja finalmente todos sus cabos bien atados. El anime te mantiene en vilo intentando averiguar cuál es el verdadero juego de la maldición y la clave de esta catástrofe, o que hacer para evitarla.

El trabajo en la animación de P.A. Works (Hanasaku Hiroha) es de gran calidad. Escenarios tratados con un profuso nivel de detalle, plagados de estructuras y paisajes. Unos personajes diseñados para recordarnos a esas películas de terror, estilizados y con tonos de piel pálida, destacando obviamente la protagonista Misaki Mei y esa aura de misterio que la rodea. Uno de los elementos claves es el aspecto musical, el cual nos mete de lleno en ese ambiente de suspense. Efectos sonoros destinados a meter la tensión en el cuerpo y melodías bonitas de las que te dejan mal cuerpo y sensaciones encontradas. Sí que decepciona tanto el opening y ending, que desentonan totalmente con el espíritu de la serie. Another se convierten en doce capítulos interesantes para cualquiera que guste de estas temáticas de terror o misterio, pero para mí no es lo mejor que se ha hecho hasta ahora. La sombra de Mirai Nikki, Paranoia Agent o Hell Girl es muy grande.

Share.

About Author

Leave A Reply