Blame!, de Hiroyuki Seshita

0

La gran plataforma de streaming Netflix parece que ha apostado una vez más por la animación. Tras sendas colaboraciones con la serie Ajin o Sidonia no kishi, la plataforma online junto a la empresa de animación Polygon Pictures han adaptado el manga Blame!, de Tsutomu Nihei en formato de largometraje. Así, el autor de Sidonia no Kishi o Biomega consigue poner en pantalla dos de sus obras más representativas, las cuales en su formato original veremos publicadas a lo largo del año gracias a Panini comics. Dirigida por Hiroyuki Seshita (Ajin, Sidonia no Kishi) y con guion del propio Nihei, la película trata de condensar la historia de los diez tomos recopilatorios de los que consta el manga original. Una historia distópica de genero cyberpunk que se enmarcaría dentro de la demografía seinen.

BLAME!

El ser humano está en vías de extinción en pro de una tecnología hostil. La ciudad es una maraña de niveles metálicos y laberinticos conectados donde apenas quedan humanos. Unos seres de silicio se dedican a cazarlos para terminar con ellos. Para sobrevivir, los humanos tienen que hacer salidas con trajes especiales para conseguir comida y que su pueblo no muera de hambre. En una salida no programada por un grupo de jóvenes, se encontrarán con Killy, un aventurero bastante callado que se proclama en búsqueda de humanos que tenga genes puros que le permitan acceder a la Red y controlarla.

Una narrativa lineal y directa nos va llevando por una trama que se toma su tiempo en desarrollarse. Son varios los conceptos a comprender y la inmersión necesaria para poder seguir el hilo argumental. Poco a poco recibiremos explicaciones de por qué la humanidad está en esta decadente situación y que han hecho para sobrevivir. Pese a que esta parte es admirable, cae en el error de usar a sus personajes como simples marionetas por los que no sientes ningún apego. Los personajes nos sirven para movernos por los raíles de la trama sin desatar grandes misterios en sí mismos, salvo Killy. Comprendo que condensar diez tomos de información a la pantalla en el marco de dos horas, no es tarea sencilla.

BLAME!

Los paseos y charlas informativas se sienten naturales y para nada forzados. Algo que para mí ya utilizaban muy bien en Sidonia no Kishi. Aunque lo mejor es cuando la acción se precipita y la tensión se acumula en el ambiente. Los cambios bruscos de ritmo parecen ser la marca de Nihei. Los combates no son numerosos durante los 106 minutos de duración, pero son bastante impresionantes en algunos planos. Es por ello que la sensación de avance en la historia es bastante continua. Tras terminar de verla te deja la impresión de que su final es anti climático, o que al menos hay cosas detrás que nos han dejado ocultas y sin contar. Si queréis que os pique la curiosidad por leer el manga como a mí, creo que esta adaptación de Blame! cumple totalmente con su cometido.

Si habéis visto Sidonia no Kishi en alguna ocasión, sabréis que el estilo de animación de Polygon Pictures trata de combinar tecnología 3D con un clásico dibujo en 2D. Se nota ya cierta experiencia en el uso del CGI por parte de los animadores y las escenas de acción de Blame! son realmente buenas. Es fluida, con buen movimiento y una sensación diferente a los anime tradicionales que no se llega a sentir del todo extraña. El diseño de personajes por lo que he visto, es muy similar al original, pero no por ello peor. Toda la película logra proporcionar un gran escenario cyberpunk que no es confuso o incomodo de ver, como si sucedía en algunos planos de Ajin. La banda sonora de Yugo Kanno (Psycho-Pass, JoJo’s Bizarre Adventure: Stardust Crusaders) es realmente olvidable, sirve como mero relleno ambiental, pero no destaca particularmente en ningún momento.

BLAME!

La adaptación de Blame! ha supuesto una película entretenida de ciencia ficción cyberpunk que hará las delicias de cualquier seguidor o amante del género. No será una película revolucionaria como Akira o Ghost in the Shell, tampoco creo que lo pretenda, pero sí que merece nuestra atención. Espero que Netflix siga apostando por producciones de este tipo, porque creo que tienen un mercado cada vez más amplio y lo seguidores de este género lo agradeceremos.

Share.

About Author

Leave A Reply