El guerrero a la sombra del cerezo, de David B. Gil

0

Japón no solo proviene de Japón. En España se publican numerosas historias, ensayos y novelas inspirados en el país nipón de lo más interesantes. Autores como Carlos Bassas o Sergio Vega han publica varias novelas ambientadas en el Japón feudal, y Jonathan López Vera un ensayo sobre los samuráis. Y el ejemplo más reciente es la novela histórica de aventuras del gaditano David B. Gil, El guerrero a la sombra del cerezo (Suma de letras, 2017).

En El guerrero a la sombra del cerezo asistimos a una gran destreza y simbiosis entre documentación, narración ágil, aventuras y narración de hechos históricos. La novela histórica se me antoja tediosa. El autor, tras una ardua tarea de investigación, tiende a bombardear al lector con datos y más datos del tema del que quiere hablar, o introduce personajes solo porque ha descubierto la historia de ese comerciante, o de ese general concreto. Aunque David no se corta un pelo al extenderse con su obra, me ha sorprendido lo comedido que es para mostrar información histórica y lo bien que la introduce de forma natural en descripciones o diálogos, de forma que no parece que te están introduciendo la cuchara con comida en la boca.

Dicho esto, ¿de qué va esta novela? Ambientada en el Japón de la era Sengoku (siglo XVII), Seizô Ikeda, de nueve años, huye junto al general Kenzaburô Arima tras el asalto al castillo de la familia de Ikeda. Ikeda entonces se ve inmerso en una misión para cumplir venganza y reestablecer el honor de su familia asesinando a los traidores de su clan. Pero antes de eso, Seizô debe recorrer el camino del guerrero y convertirse en un espadachín profesional. Por otro lado, también seguimos la vida de Ekei Inafune que trata de convertirse en médico, pero su formación en Occidente le comporta dificultades extras surgidas del racismo y la desconfianza. Su trama girará alrededor de una extraña enfermedad y varias intrigas palaciegas y traiciones.

el guerrero a la sombra del cerezo

Seizô y Ekei son los dos pilares de El guerrero a la sombra del cerezo, y el autor se toma su tiempo para construir a los personajes y hacerlos sólidos y creíbles. A lo largo de las páginas vemos sus aventuras y desventuras, sus miedos y anhelos, y a través de ellos conoceremos una serie de personajes secundarios interesantísimos que le dan color a la obra. Estos personajes como el samurái Asaemon Hikura, el ya mencionado Kenzaburô Arima, Yukie Endo, o O-Ine Itoo, son personajes que ejemplifican diferentes estratos sociales y culturales del contexto histórico que nos presenta David B. Gil.

El guerrero a la sombra del cerezo está rodeada de unas circunstancias muy peculiares. Primero, es una obra autopublicada por el autor en Amazon, la cual tenía una gran cantidad de buenas críticas y se vendía bastante bien. Además, ha ganado el Premio Hislibris de Novela Histórica, y fue finalista del Fernando Lara. Además, esta novela es la primera obra de David, aunque su primera obra publicada en el mercado tradicional fue Hijos del dios binario (Suma de letras, 2016). Por lo que esta reedición revisada es una novela que, como vemos, viene rodeada de una cantidad enorme de anécdotas.

En definitiva, una historia de aventuras con un ritmo algo irregular, que a ratos se hace algo tediosa y en otras puedes pasarte horas sin leer sin darte apenas ni cuenta de lo absorbido que estás; con un lenguaje trabajadísimo y muy pulido, y sin demasiadas florituras, un estilo que comienza a florecer y que despunta algunos rasgos característicos del autor, y una historia que atrapa, que emociona y que nos hace creer en varios personajes y sus aventuras. David B. Gil consigue una simbiosis perfecta entre novela histórica y novela de aventuras, presentando un Japón vivo y radiante. Una obra en ocasiones didáctica, a veces tierna, y otras veces sangrienta y violenta. Una historia para recordar.

Share.

About Author

Deja un comentario