Golden Kamuy, de Satoru Noda

0

Desde que Milky Way Ediciones anunció que iban a publicar Golden Kamuy que me sentí poderosamente intrigado por esta obra. Desde hace varios años me siento atraído por la historia de los ainu, el pueblo indígena del norte de Japón, que viven (o vivían) entre territorio ruso y japonés. Me voy por las ramas. Golden Kamuy, de Satoru Noda (Milk Way, 2017) no es solo ainu, es mucho más. Pero tiene ainu. Y ainu mola.

Golden Kamuy

Pongámonos en contexto (solo un pelín, que se note mi vena friki por los ainu). En 2008, hace solo 9 años, el parlamento japonés aprobó la idiosincrasia de la etnia ainu. Esto significa que les reconocían como pueblo con su propia cultura y demás. Hasta entonces habían sido parias. Objeto de burlas y represión. Desde que Japón unificó Hokkaido al shogunato, los ainu se habían visto forzados a unirse a la sociedad japonesa, a menudo como esclavos, o con los trabajos de menor rango. Por ello los ainu siempre han tenido cierto papel en representaciones culturales que buscaban criticar el statu quo de Japón.

Pero, además, los ainu son una cultura exótica para Japón. Os recuerdo que en La princesa Mononoke, el príncipe Ashitaka protagonista es ainu. Su conexión con la naturaleza y su proximidad a la tierra siempre han sido objeto de admiración por artistas. Y de aquí viene la palabra kamuy del título del manga. Este kamuy es un espíritu divino que vive en todas las formas y cosas del mundo, y los ainu dedicaban sus rituales a estos seres divinos. Y dejo la introducción aquí.

Kamuy

La historia deGolden Kamuy nos lleva al Hokkaido del año 37 Meiji. Saichi Sugimoto, un soldado que parece ser inmortal y que ha abandonado el servicio militar al terminar la guerra ruso-japonesa, se traslada al norte de Japón para buscar oro. Es entonces cuando se entera de que existe un tesoro ainu escondido en la isla donde se encuentra. El mapa del tesoro se encuentra en los tatuajes de varios presos que estuvieron convictos junto al hombre que escondió el tesoro. Sugimoto acabará encontrándose con la ainu Asirpa, una arquera y cazadora experimentada que decide ayudarle por diferentes razones en la búsqueda de dicho tesoro.

Golden Kamuy

El manga sorprende por varios motivos. Para empezar, Satoru Noda utiliza muchísimas expresiones ainu durante la obra. Asirpa le enseña a Sugimoto conceptos expresados en su lengua. Para conseguir este nivel de veracidad, el autor contó con la supervisión del experto en lenguaje ainu, Hiroshi Nakagawa. Además, el autor ha contado con el asesoramiento de diferentes organizaciones y museos dedicados a la cultura ainu. Choca, pues, que una obra que, por argumento y público, no pretenda ser más que un entretenimiento, se tome tantísimas molestias en dotar de profundidad el trabajo. Admirable. Por otro lado, a nivel técnico, el dibujo de Satoru Noda es excelente, mostrando escenas de acción con una claridad milimétrica.

Golden Kamuy

El manga que nos presenta Milky Way ha sido nominada al prestigioso premio Kodansha, además de ganar premios como el Manga Taishô. Satoru Noda es más conocido por otros mangas como el spokon Supinamarada!. Golden Kamuy es todo un éxito en Japón y a día de hoy lleva 10 tomos y la serie sigue abierta. Golden Kamuy es un manga ágil, con humor, pero con escenas serias, crudas y que invitan a reflexionar. Un manga adulto pero enfocado para jóvenes (es decir, es shonen). Se tratan temas como la discriminación, la xenofóbia o la guerra, auqnue de forma algo superficial, pues el manga no invita a reflexiones profundas ni demasiado filosóficas. En cualquier caso, Satoru Noda presenta una obra interesantísima que vamos a seguir volumen tras volumen. Cabe destacar que la edición de Milky Way es impecable a todos los niveles. Papel de calidad, imagen nítida y una excelente traducción por parte de Maite Medinabeitia (Daruma Serveis Lingüistics). Nuestra más sincera enhorabuena. Golden Kamuy es una aventura épica que apunta a que cada vez va a volverse más misteriosa y más intensa. Un manga inolvidable que aprueba con notable alto en todos los aspectos.

Share.

About Author

Deja un comentario