Una sonrisa hasta el fin del mundo de Yellow Tanabe

0

¿Qué no serías capaz de hacer por mantener la sonrisa de la persona a la que más quieres? Yellow Tanabe guioniza y dibuja Una sonrisa hasta el fin del mundo (Shuumatsu no Laughter’, ‘終末のラフター’) un tomo único que se centra en la pérdida del miedo, y en la lucha por lo que más queremos proteger. Autora ganadora del prestigioso Shogakukan Manga Award por el shōnen Kekkaishi, Tanabe se distingue particularmente por tener un diseño y dibujo tan trabajado como limpio en todas sus obras. Esta por supuesto, no es la excepción. Un diseño que homenajea a otros shōnen, pero en el que resalta un sello de calidad en cada una de sus viñetas.

Nos metemos de lleno en un mundo sumido en la oscuridad que se dirige a su destrucción. Unos individuos temibles a los que la gente llama “demonios”, asolan el mundo. Son personas desterradas, de gran poder, y que han sido maldecidas con la marca del Demonio Blanco. Al menos, esa es la teoría. Nuestro protagonista es un tanto diferente. Viaja junto a su hermana Haru para cazar Demonios. Pero él también es un Demonio, como luce su marca en la mejilla izquierda. Todo el tomo será una historia cerrada en la que veremos al demonio y su hermana pequeña ofrecer sus servicios para deshacerse del demonio que aterroriza una ciudad.

Una sonrisa hasta el fin del mundo

Tanabe compone un arco interesante y sólido, con una historia de origen que llega para sorprendernos a mitad del tomo. La autora desgrana su mundo y a sus dos protagonistas poco a poco, de forma cómoda. Juega con nosotros. Las cartas no son lo que parecen hasta que se eliminan las máscaras de nuestros protagonistas. Al principio da cierta sensación de que esto ya lo hemos vivido en otros mangas del género. El protagonista tiene aires de Naruto, tanto estéticamente como en su comportamiento, al igual que es rechazado por los demás al ser un demonio. Y creedme, es un mero homenaje.

Lo mejor que hace Yellow Tanabe es dejar su historia en solo cinco capítulos. El mundo y la mitología que crea es interesante, los dos protagonistas son carismáticos y aún pueden dar mucho más de sí. Si hubiera querido, tendría para hacer un shōnen de gran cantidad de tomos, y podría haber sido entretenido de leer. Pero quizás sea mejor así, antes de que se convierta en un manga que solo tome “el demonio de la semana” como ritmo para ir revelando secretos a cuentagotas. Creo que el ser una pieza corta le da más valor. Consigue de esta forma centrarse más en el elemento psicológico y las relaciones de sus personajes que en el propio mundo y su mitología.

Una sonrisa hasta el fin del mundo

En si la historia de Una sonrisa hasta el fin del mundo no deja de ser bastante sencilla, sin crear nada nuevo y cayendo en algún que otro cliché del género. El manga es interesante, el círculo de la historia del niño demonio y Haru está bien desarrollado, y hay bastantes aspectos que podrían explorarse mucho más si quisiera en el futuro. Pese a que los personajes casi no evolucionan, aunque da tiempo para ello por la extensión, un giro de los acontecimientos sorprende y nos enseña que las apariencias engañan. Con ello Tanabe se dedica a explorar el mundo de los prejuicios, a cómo te tratan tan solo por ser lo que dicen que eres, pese a no dar ninguna razón para ello. Al miedo y temor injustificado.

Milky Way Ediciones se sigue posicionando como uno de los sellos independientes de manga con mejor gusto y criterio. O al menos, uno de los que te puedes fiar siempre, ya que tratan de traer obras interesantes para todos los lectores. Si queréis disfrutar de una historia corta, con algo de acción, un poco de misterio, una leve sorpresa, una gota de carisma y una pizca de ternura, confiad en Yellow Tanabe, por ella sabe dejarte Una sonrisa hasta el fin del mundo.

 

Share.

About Author

Deja un comentario