Magi: The Labyrinth of Magic, de Shinobu Ohtaka

0

Magi: The Labyrinth of Magic (マギ) lleva en publicación desde 2009, con la Shūkan Shōnen Sunday, hasta su reciente debut final, durante el pasado octubre de 2017. Si bien, nos entristece despedirnos de esta magnífico shōnen de Shinobu Ohtaka, le dedicaremos en respuesta un espacio especial en El peso del aire. Y es que ¿alguna vez os han sonado las referencias históricas de este manga, pero no sabíais dónde situarlas en el mapa, o en un contexto histórico? No os preocupéis, porque vamos a aclarar toda esta amalgama de ideas tras el manga:

Magi: The Labyrinth of Magic

ALMA TORÁN (理想 郷/アルマ • トラン)
Para empezar, con un nombre que recuerda al libro sagrado del judaísmo: la Torá (תּוֹרָה) y la presencia de Salomón como gobernante, están claras las influencias judaicas. Además, el progreso que lo distingue podemos vincularlo a los avances de la ciencia judía, y como hasta cierto punto se consideraban a estos puros actos de magia, lo que podemos vincular a los tres magis iniciales del manga.

REINO DE SINDRIA (シンドリア王国)
Por un lado, el nombre “Sindria” deriva de la palabra en sánscrito Sindhu (सिन्धु), así como Sind también es el nombre de una provincia en el actual Pakistán (territorio indio hasta 1947), alrededor del Río Indo. Esto explica en general sus influencias indo/persas. No obstante, dejando esto de lado, el plano urbano de la isla recuerda a la isla griega de Nísiros, lo que coincide con su emplazamiento marítimo y actividad comercial. Además, la filosofía que destila recuerda precisamente a la Στωική φιλοσοφία o estoicismo griego. En general, es aún más claro, que está basado en la figura de Sinbad el Marino, por su carácter valiente y aventurero. Esto encajaría mejor con la teoría de la isla de Nísiros, próximo a Rodas, y con potenciales influencias hititas (o prototurcas) por su proximidad a la Península de Anatolia. Esto explicaría la combinación de estilos del protagonista, y que el Palacio Real de Sindria se asemeje a la Mezquita de Suleymaniye en Estambul (Turquía).

IMPERIO KOU (煌 帝国)
Sin duda alguna, la arquitectura, ropajes y nomenclatura corresponden al Imperio Chino. Si bien podríamos tardar días en vaticinar a que dinastía exacta hace referencia, digamos que la influencia estilística hindú, la convierten en pura inspiración de las dinastías Ming (1368–1644) y Qing (1644–1912), con descendencia de la línea mongola, periodo de ocupación de parte del subcontinente Indio. Además, es posible que el conflicto de sucesión del rey Hakutoku Ren al rey Koutoku Ren, quizá no sólo hace referencia al cambio de dinastía china, sino que precisamente alude al conflicto inicial entre la nueva sangre mongola, frente a la sangre china originaria de los Song. O bien, simplemente es una referencia a los grandes linajes familiares y los actos de traición y reposición de emperadores en el trono.

Magi: The Labyrinth of Magic

REINO/REPÚBLICA DE BALBADD (バルバッド王国/バルバッド共和国)
A grandes rasgos, parecen haber claras referencias estilísticas a territorios entre Siria, Irán e Irak. Podemos decir que la idea tras este reino ha sido el Califato Omeya, o en general toda la zona de Oriente Medio, desde los planos urbanísticos limítrofes, pasando por los bazares y palacios de estilo arábigo. Además, resulta obvio por los ropajes de Alibaba Saluja, heredero del reino, corresponden a esta línea.

IMPERIO REIM & CARTAGO (レーム 帝国 と カタルゴ)
Hay una clara inspiración romana en este imperio, desde la corona láurea de Serezadhe, a los las túnicas romanas y las armaduras doradas, o bien las grandes narices que recuerdan a la imagen del Julio César. Así mismo, en el Coliseo del manga han incluido a sus propios gladiadores y bestias. Finalmente, cabe mencionar que muchos de los mercenarios de la antigua Roma son de Cartago (al noreste de África), del mismo modo que el Imperio Reim tiene a la Tribu de los Fanalis, a los que se les atribuye un carácter salvaje (de donde proviene una de los protagonistas, Morgiana). Estos últimos proceden precisamente de una ciudad denominada Cartago, que se encuentra en el Continente Oscuro, el cual cuenta con claras referencias a la sabana africana y las zonas más hostiles de Etiopía y el Congo.

IMPERIO PARTHEVIA (レーム 帝国)
En base a su nombre podemos asociarla a la antigua Persia, o en este caso el Imperio de los Aqueménides, ya que podemos vincularla a la palabra persa: “Parthava”, traducido como “Parto”. Además, el conflicto Reim-Parthevia podría hacer referencia a la ocupación de los territorios persas por el Reino de Macedonia con Alejandro Magno, pues paulatinamente acabaría convirtiéndose en provincia romana. Así mismo, si atendemos al escudo del imperio, podemos ver una clara influencia del ave persa y el Farvahar.

Magi: The Labyrinth of Magic

Finalmente, no debemos olvidarnos del REINO DE SASAN (ササン王国), cuya ciudad/reino recuerda sutilmente a la torre de Babilonia, pero con una obvia fijación medievalista “proto-española”, tanto cristiana por el fuerte dogma religioso, como musulmana por ropajes y demás; IMUCHAKK (イムチャック) un país con claras referencias a las zonas del Ártico, y más concretamente a las poblaciones inuits, de zonas como Groenlandia y Terranova donde pudieron haber hecho contacto con poblaciones vikingas en sus viajes; el REINO DE ARTEMYRA (アルテミュラ 王国), influencia por una parte de las mujeres amazonas, pero cuyo diseño mezcla de diversas culturas; la TRIBU MANTICORA, con claras referencias mesoamericanas en su diseño general, y con un djinn que tiene de hecho la apariencia de un coyote; el REINO DE KINA con una clara influencia japonesa, desde el nombre su gobernante (Takeruhiko Yamato), pasando por vestimenta y la arquitectura; y para terminar el REINO DE HELIOHAPT (エリオハプト王国), que por el tono de piel de sus ciudadanos, las estructuras piramidales, el ojo como emblema, y algunos personajes que recuerdan a la imagen de Horus y Osirirs, (y precisamente por localizarse en el continente oscuro), ayuda precisamente a asociarlo al Antiguo Egipto.

En conclusión, si bien la autora mezcla periodos y culturas, resultando historiográficamente incorrecto, no parece que ella quiera basarse en exceso en conflictos originales que conocemos, evitando resultar predecible. También creo que muchas de las referencias se han sacado directamente de Las mil y una noches, lo que explicaría en parte la variedad. Así que, no nos queda nada más que decir, sino señalar que un shōnen de estas características es una difícil tarea, lo que hace a Shinobu Ohtaka una gran mangaka.

Magi: The Labyrinth of Magic

¿Vosotros qué creéis hemos dado en el clavo?, nos encantaría saber vuestra opinión.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.