Children of the Whales, de Abi Umeda

0

Milky Way Ediciones lo ha vuelto a hacer. Al poco del estreno del anime Kujira no Kora wa Sajou ni Utau, esta editorial que admiramos por apostar por títulos menos conocidos y por el cariño que pone en sus ediciones, nos informaba que habían adquirido la licencia del manga de ese nuevo anime el cual cautivó por su animación, sus colores y su banda sonora. Children of the Whales, obra de Abi Umeda, nos adentra en un vasto océano de arena, donde una isla barco llamada la Ballena de Arcilla viaja sin ningún rumbo fijo. Muchos de sus habitantes tienen un poder psicoquinético llamado saimia que deriva de sus emociones. Pero este don, sin embargo, los condena a una muerte prematura. Chakuro es el joven archivista de la Ballena de Arcilla, quien diligentemente hace las crónicas de las vidas y las muertes de su pueblo. Él es portador de saima y, al ser consciente del tiempo limitado que tiene, se esfuerza en dejar registro más elaborado que el de sus predecesores. Pero la vida tranquila en la Ballena se romperá abruptamente cuando un grupo de exploradores encuentra en un barco fortaleza en ruinas a una joven misteriosa que parece saber más acerca de su hogar que ellos mismos.

Children of the Whales

En un par de pinceladas, Abi Umeda es capaz de mostrarnos un mundo que, pese a centrarse en una sociedad pequeña, es rico a muchos niveles y tiene las bases muy bien aposentadas: el sistema político y la religión de los habitantes  de la Ballena, un sistema de magia coherente y bien elaborado, una comunidad tranquila y bien avenida donde cada uno de sus habitantes tiene una labor diferente. Incluso en este primer tomo ya se nos presenta un abanico interesante y variopinto de personajes entrañables, cada uno con rasgos característicos propios, y sin que el lector sienta que está recibiendo demasiada información. Todo lo contrario, la lectura es muy fluida.

El final de este primer tomo es estremecedor, no tan solo por la incógnita que te genera si no por todas las posibilidades que abre y te das cuenta de que la autora aún se ha guardado muchas ideas en el tintero y no conocemos ni la mitad  de las cosas que podrían ocurrir.

 Si bien el anime de Children of the Whales contiene el valor añadido de la animación y los colores claros que recuerdan a un lienzo pintado en acuarela, el manga tampoco se queda corto. El estilo de Umeda es limpio y preciso, tanto en los primeros planos de personaje como en las ilustraciones de paisajes, capitaneadas sobretodo por diferentes perspectivas de la Ballena de Arcilla. Algo que me ha llamado positivamente la atención han sido los diseños de vestuario de los personajes, cada uno con sus particularidades pero homogéneos para todos los habitantes.

Dentro de las historias de magia y fantasía, las premisas que propone Children of the Whales son muy originales y la ambientación muy cuidada. Si sois fans de este tipo de género, tenéis que darle una oportunidad. Además, la edición está cuidada al detalle y en esta ocasión, Milky Way ha sacado un diseño de cubierta limitado hasta terminar existencias.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.