Lo mejor de 2017

0

¡Bienvenidos al repaso anual de las obras más destacadas del año! A finales de 2016 os bombardeamos con una cantidad inmensa de recomendaciones, así que hemos pensado que quizá este 2017 os apetecía saber qué obras destacamos por encima del resto. Como veréis, el artículo es más largo de lo normal y es que la familia ha crecido. Además, este año ha sido especialmente positivo en cuanto a lecturas (mangas y libros) y mundo audoviosual (anime y cine). Aun así nos hemos puesto de acuerdo para destacar entre tres y cuatro obras por cada miembro de equipo. Veréis que algunas se repiten, ¡doble puntuación! Queremos aprovechar para agradeceros vuestra compañía un año más, y ya van tres. Esperamos que hayáis tenido un año positivo en cuanto a cultura, y ojalá sigamos compartiendo lecturas, animes, películas y mangas con vosotros. ¡Vamos allá!

Lo mejor de 2017

Esperando que alguno de mis compañeros nombre a la ya conocida Made in Abyss, me he guiado por mi instinto para acercarme y poner otro anime que he visto durante este 2017. Podría destacar haber visto dos animes clásicos maravillosos como Evangelion o Toppa Tengen Gurren Lagan por primera vez durante este 2017, pero es Uchouten Kazoku de la que me gustaría hablar un poco, ya que no es tan conocida. La principal baza del anime es mezclar una slice of life con mitología japonesa en una especie de comedia de enredo con mapaches y Tengus. A ella se unen protagonistas que te roban el corazón, situaciones que te quiebran por dentro y una historia que devoras capítulo a capítulo sin parar. Uchouten Kazoku supone una serie de delirantes e impresionantes secuencias que te dejan atónito tras la pantalla. Ojalá se licencie en España en algún momento, aunque lo veo complicado.

Este 2017 también ha sido uno de los que más he vuelto a leer manga. He disfrutado de alguna serie cerrada como Livingstone u Orange, pero aquí tengo muy claro los dos que quiero destacar. El primero de ellos es una de las últimas novedades de ECC Ediciones. La pequeña forastera de Nagabe ha sido todo un descubrimiento de cara a este final de año. Una historia tierna, sencilla, con aire a fabula, pero con un fondo tétrico y una estética encantadora. Con un poso más profundo y reflexivo no puedo evitar hablar de To your eternity. La autora Oshitoki Oona (A Silent Voice) aprovecha una trama con toque fantástico para dar su visión sobre el ser humano, su sociedad y cuestionarse la propia existencia. Uno de los mangas más recomendables del catálogo de Milky Way Ediciones y con un dibujo absolutamente impresionante.

Y por último, no podía evitar uno de los fenómenos de este año 2017. Si el año pasado Makoto Shinkai nos conquistó con Your Name, este año ha sido Naoko Yamada la que ha roto los moldes de la animación nipona con la película A Silent Voice. Emotiva, profunda, dura. A Silent Voice es un recorrido por el propio ser humano y sus dificultades para adaptarse al medio social. Una vorágine de sentimientos que explora las barreras comunicativas que nosotros mismos nos imponemos. Lo mejor de todo será volver a disfrutarla el año que viene, cuando Selecta Visión la estrene en la gran pantalla por nuestro país.

Lo mejor de 2017

Rampo, La mirada perversa es la primera obra que leo de Edogawa Rampo, uno de los escritores de misterio más prolíficos y famosos de Japón y la experiencia no ha podido ser mejor. Esta colección de 6 relatos es una muestra perfecta del talento de Rampo para retratar la parte más oscura y deforme de la sociedad. Claramente influido por el terror occidental clásico de Edgar Allan Poe, en esta antología vemos pasar una galería de personajes tan retorcidos y perversos que nos inquietan porque reconocemos en su raíz comportamientos de la sociedad actual. Especial mención merece el primer relato donde aparece Kogoro Akechi, el famoso detective del escritor, que se enfrentará a un aparente crimen perfecto cuya motivación es tan inquietante como vacua.

Admito que hasta hace un par de meses no había visto Psycho-Pass, que se ha convertido en una serie de culto en pocos años, además con el agravante de que se trata de ciencia ficción cyberpunk. Para mí el descubrimiento del año. Una trama sólida que nos muestra un orden social totalitario pero desde el punto de vista del cuerpo de seguridad, por lo que no se puede evitar valorar los puntos positivos de una sociedad que ofrece seguridad a cambio de libertad. Y esta es su mayor virtud, crear una distopía planteada en los primeros capítulos como una sociedad avanzada. El resultado lo redondean unos personajes bien retratados y un antagonista sádico que recita a Shakespeare.

Utsubora es mi lectura manga del año. Esta obra de dos tomos de Asumiko Nakamura me ha hecho estallar la cabeza con una trama muy bien llevada y unos personajes que hacen dudar sobre sus verdaderas motivaciones. El protagonista, un escritor de éxito, recibe una llamada de la policía avisando del suicidio de una joven a la que conoció en una fiesta de su editorial. Pero al ir a declarar se encuentra con la hermana de la muerta cuyo parecido es perturbador. Iremos conociendo poco a poco la verdad del suicidio y la relación que tienen las dos hermanas con Utsubora, la nueva novela que está escribiendo el protagonista. No falla el estilo grotesco de Nakamura, que es capaz de crear unos personajes obsesivos y maquiavélicos que harán lo que haga falta por lograr sus objetivos. Una joya del terror psicológico.

¿Cómo explicar Tenshi no tamago (El huevo de ángel) sin desvirtuar esta obra maestra? Una de las primeras creaciones de Mamoru Oshii en colaboración con Yoshitaka Amano, diseñador gráfico de los primeros Final Fantasy. Esta película nos muestra un mundo postapocalíptico deshabitado donde seguimos a una chica que se encuentra un misterioso huevo y un hombre con un arma en forma de cruz que la acompañará mientras vagan por una ciudad abandonada. Se trata de una obra influida por el surrealismo y el expresionismo cuyo mensaje está codificado por medio de símbolos. Mamoru Oshii nos habla del cristianismo, religión a la que se convirtió de joven, de la pérdida de la fe y de la salvación del ser humano. Una película extraña, hipnótica y muy, muy rara.

Lo mejor de 2017

2017 ha sido el año del feminismo por excelencia. Por ello la publicación de Cerezos en la oscuridad, de Higuchi Ichiyô justo ahora es tan relevante. Higuchi Ichiyô sigue siendo considerada una de las autoras más modernas de las letras japonesa, incluso hoy en día (no olvidemos que vivió a finales del s. XIX). Reivindicativa como pocas, con una narrativa potente dentro de la delicadeza de su prosa, es una de esas escritoras que todos deberíamos leer, amantes de la literatura nipona o no. Precisamente esta obra es perfecta para adentrarse en la ficción oriental, debido en gran parte a la excelente introducción de Carlos Rubio.

El expreso de Tokio, obra recuperada por Libros del Asteroide en 2014 fue una de esas novelas que enamoró a algunos y aburrió a otros. La meticulosidad de Matsumoto a la hora de plantear sus argumentos puede llegar a ser abrumadora para aquellos que gusten de las historias trepidantes. Sin embargo, sus tramas de acción contenida, en las que cada uno de los datos aportados es fundamental para comprender el conjunto, despiertan pasiones en muchos lectores. La chica de Kyushu nos narra una historia de venganza con un importante trasfondo de denuncia social, con un final a la altura de las circunstancias. Si os adentráis este libro con la paciencia que merece, no os defraudará.

Que en pleno siglo XXI una novela criminal te sorprenda parece cada vez más complicado. Más aún cuando nos enfrentamos a una historia escrita hace casi noventa años. Aparentemente todo está ya inventado, y que en ocasiones se reescriben las mismas historias una y otra vez. La bestia ciega de Edogawa Rampo sorprende a partes iguales por la ingenuidad de algunos de sus fragmentos y las crudeza de otros. Por algo es la obra de Rampo que más amores y odios despierta. La edición de Satori es la primera que encontramos en castellano directamente del japonés, y en su versión íntegra. Un libro que difícilmente te deja indiferente.

Lo mejor de 2017

Este año ha sido un buen año para el anime. Hemos tenido muy buenas adaptaciones y animes originales maravillosos. Algunos como Made in Abyss o Ballroom to youkoso me han fascinado. Pero si tengo que elegir uno, me quedo con Sangatsu no lion. Aunque empezó la temporada a finales del año pasado, acabó en marzo y este otoño ha empezado la segunda temporada. Me parece un anime precioso, con unos personajes increíblemente bien definidos y una animación de 10.

Hikari, de Naomi Kawase es otra película de la directora que me encanta. La vi en una sala pequeñita, con muy poca gente, pero se sintió como una película inmensa por todo lo que desprende. La luz, la fotografía, los actores… Kawase sabe hacer cine y eso se nota en la pantalla. Una película dramática, sí, pero con un drama sutil, elegante, que se cuela dentro de ti casi sin que lo notes.

Flores de verano, de Tamaki Hara ha sido una sorpresa de última hora, pues hace solo un par de días que acabé esta obra. De hecho, ya tenía escrita mi recomendación para Japón Especulativo, una antología de ciencia ficción japonesa fascinante. Pero entonces leí las tres historias que componen este libro y he tenido que cambiar de opinión. Tamiki Hara describe los hechos que vivió con rigurosidad, y es ese tono el que lo convierte en algo más horroroso y real. Una lectura que es una cucharada amarga, pero que todos deberíamos probar. Además de la antología antes comentada, quiero hacer mención especial a la preciosidad del Diario de Izumi Shikibu, editado por Satori Ediciones. Aunque fue una relectura, y quizá por eso no ha destacado tanto, fue una lectura deliciosa.

Es el turno de Puedo oír el sol, de Yuki Fumino. Este año ha sido un gran año en cuanto a licencias de yaoi. Milky Way Ediciones y Tomodomo han seguido publicando series interesantes, además de alguna nueva licencia de Ivrea. Pero una de mis lecturas preferidas de este año ha sido una licencia del pasado. Con un tema similar a A silent voice, pero desde un punto de vista más técnico, es muy interesante como Fumino habla de la marginación de los discapacitados, envolviéndolo en una historia de amor preciosa. Habrá continuación y no puedo esperar a leerla. Como he dicho, ha habido muchas licencias interesantes de yaoi y además de esta, quiero destacar todas las obras de Kanna Kii: Un extraño a la orilla del mar, Qualia bajo la Nieve, y Pájaro que trina no vuela de Kou Yoneda (Tomodomo).

Lo mejor de 2017

Este año ha estado repleto de novedades hasta el punto de que desconozco si podré cubrir todas las cosas que me han ilusionado al máximo. No obstante, he recopilado las siguientes obras japonesas, las cuales espero que despierten vuestra curiosidad, así como estoy curiosa por conocer las de mis compañeros.

Los animes de esta temporada han sido no pocos, y muchos de ellos muy agradables para pasar el rato. Sin embargo, este año me lo ha hecho pasar mejor una serie japonesa de carne y hueso. Pues, El gourmet samurái se ha llevado todo mi corazón, llegando a dedicarle un artículo completo de reflexión. Una serie para satisfacer tu apetito y tu alma. Bella en numerosas formas, sencilla, pensativa y costumbrista. Sinceramente, no me puedo alegrar más de que Netflix haya empezado a estrenar más series japonesas en su catálogo, es toda una bendición.

Lo mismo puedo decir sobre las películas, además de las renombradas Your Name y A Silent Voice (Koe no Katachi), que por supuesto me encantaron. El estreno que esperaba con más ganas era sin duda la nueva película de Hirokazu Koreeda, El tercer Asesinato (三度目の殺人). Un director que se mantiene como número uno en mi podio particular de directores japoneses, y cuya última obra me sorprendió gratamente al ver el espíritu de un director de corte costumbrista (o “shomin-geki” 庶民劇), dirigiendo un thriller de asesinatos con la misma pasión.

Junto a estas recomendaciones, puesto que me es imposible seleccionar una obra manga entre todas las maravillas que han sido licenciadas en España: Re:Zero, Durarara, Jojo, Akatsuki no Yona, etc, así como reediciones que me han hecho saltar de la emoción: Sakura Card Captor, Fruits Basket, etc. Ha habido una obra ilustrada que me para mí ha hecho el año: La Enciclopedia de los Yokai de Shigeru Mizuki por Satori Ediciones. No puedo encontrar una obra sobre el folclore japonés más esencial en las estanterías de todo buen lector y amante del manga/anime. Shigeru Mizuki nos trajo esta maravilla, publicada en Francia hace más diez años, teniendo a los fans españoles desesperados por tenerla entre sus manos. Y aquí está, publicada en octubre de 2017 todo un sueño hecho realidad.

Finalmente, cabe mencionar que este año ha salido en nuestra web una de las pocas entradas sobre videojuegos, la cual fue un sumo placer de reseñar, centrada en el título: Yomawari Night Alone (夜廻). Un terrorífico videojuego desarrollado por Nippon Ichi Software, en la misma línea que la anterior recomendación. Pues estaremos acechados por horribles criaturas o yokais, que harán nuestra desesperada búsqueda toda una pesadilla. Sin duda, uno de los videojuegos japoneses que mejor han sabido combinar la larga experiencia del terror en Japón, con un diseño kawaii y agradable a la vista. Un título principalmente desarrollado para la PS Vita, pero recientemente adaptado a PC, con el estreno de su segundo título en la saga Yomawari: Midnight Shadows, este pasado Halloween de 2017.

Lo mejor de 2017

Leer más obras de Yasushi Inoue ha sido todo un acontecimiento que marca 2017 a fuego. Es probablemente uno de los prosistas japoneses que más me han marcado, y Fūrinkazan. La epopeya del clan Takeda (Sexto Piso), es prueba de ello. Una novela repleta de matices, épica, detallista y con un estilo soberbio. Es por ello que  Fūrinkazan sea con toda seguridad la obra literaria que más he disfrutado este año, y la que recomiendo con más fervor. Cabe destacar que el año pasado marqué como una de mis mejores lecturas otra obra de Inoue, en este caso, Luna llena y otros relatos.

En cuanto a manga ha sido un año de descubrimientos. Me he leído medio catálogo de Milky Way Ediciones (destacando To your eternity, Innocent o La música de Marie), y he descubierto obras como la recién reeditada Blame!, la cual debería estar en esta lista. Peeero, me apetecía poner a un autor y a una antología de cuentos que estoy seguro que os ha pasado por alto. Hablo de la brutal Utopías, de Shun Umezawa (autor de Bajo un cielo como unos panties), una serie de historias políticamente incorrectas, críticas y muy duras. El autor no se corta para nada al criticar a la sociedad actual y no teme cruzar las líneas de lo moralmente correcto. Se mete con todo y con todos, y con mucho humor. Algo así es muy necesario hoy en día en el que la corrección política debido a las rede sociales está tan tensa. Quiero mencionar que también me he aficionado al catálogo de ECC Ediciones con algunas obras como La pequeña forastera o todas las reediciones de Junji Ito, como El muerto enfermo de amorRelatos terroríficos.

En cuanto al mundo audiovisual he preferido destacar una serie animada. En 2017 he visto varias pelis de Takashi Miike y La pastelería de Tokio de Naomi Kawase. Y en cuanto a animes está Made in Abyss, pero la que me ha robado el corazón este 2017 ha sido Uchouten Kazoku, un anime maravilloso, mágico, dulce, precioso y trágico. Lo destacaría todo de esta serie. En Kioto, los tanukis y los tengu conviven con los humanos. Cada raza tiene sus rituales, y los tengu y los tanuki están en guerra, siendo una costumbre de los tengu comerse un tanuki cada fin de año. La serie va de la familia protagonista y de la pérdida de su padre, el rey de los tanukis. Aunque la primera temporada es de 2013, este año hemos tenido la inmensa suerte de que se estrenara la segunda. Corred a verlo, es una pura delicia.

Finalizo con otra obra literaria. En este caso una antología de relatos de Osamu Dazai, Recuerdos. Qué decir de mi querido Dazai que no haya dicho ya en las múltiples reseñas en este espacio. Su vida trágica me atrae como un imán. Un tipo que era un alcohólico, un pendenciero, un ladrón y un mujeriego, pero que escondía una sensibilidad para observar la vida increíble. Era una persona perturbada, y este mundo no estaba hecho para él. Demasiado agresivo y violento. No os perdáis esta obra. O cualquiera de Osamu Dazai. Os va a encandilar. Ah, y no quiero cerrar esta lista sin algunas menciones de honor, como Japón perdido de Alex Kerr, Lagartija de Banana Yoshimoto, La enciclopedia yokai de Shigeru Mizuki, En el barco de Ise de Suso Mourelo o La vida enmascarada del señor de Musashi de Junichiro Tanizaki. Qué grande ha sido este año 2017.

Y hasta aquí nuestro 2017. ¿El vuestro también ha sido tan prolífico como el nuestro? ¿Qué obras destacaríais de vuestro 2017?

Share.

About Author

Deja un comentario