Godzilla: El planeta de los monstruos

0

A mí dame kaijus y el resto ya me da igual. Soy un grandísimo admirador y muy aficionado a las películas de monstruos gigantes japonesas (género denominado kaiju-eiga). Por ello, cuando Netflix anunció la producción de un film animado en la plataforma me alegré muchísimo. Mi alegría aumentó cuando se anunció que Gen Urobuchi iba a encargarse del guion. Urobuchi es el guionista de Psycho Pass, Fate/Zero, Aldnoah Zero y Madoka Magica. El guion está repartido entre dos directores distintos, Hiroyuki Seshita y Kōbun Shizuno (Knights of Sydonia). En resumen, la calidad está casi asegurada con Godzilla: El planeta de los monstruos (怪獣惑星).

Godzilla: El planeta de los monstruos

Godzilla: El planeta de los monstruos nos presenta una línea temporal en el que la humanidad ha tenido que huir de la tierra en una nave generacional debido al ataque de los kaiju. La incapacidad para repeler y destruir a Godzilla obliga a los humanos a refugiarse durante 22 años en el espacio, en busca de un planeta habitable. Esta gigantesca nave (que recuerda a Blame! o a Knights of Sidonia, de Nihei) se queda apenas sin recursos y la humanidad decide volver a la Tierra. El planeta quedó totalmente inhabitable debido a los ataques nucleares y radioactivos de Gojira. Recordemos que Gojira nació como esa amenaza nuclear que se cierne sobre Japón. El concepto se mantiene, igual que los ataques del kaiju: rayos por la boca, campos electromagnéticos que surgen de su espalda, una coraza impenetrable y un tamaño descomunal. A sugerencia de Haruo Sakaki, un capitán insubordinado pero que se ha pasado 20 años estudiando a la bestia, la nave usa un agujero de gusano y se planta ante el planeta Tierra. Los cálculos dicen que han pasado más de 20.000 años desde que se marcharon. ¿Qué queda en el planea? ¿Seguirá Gojira vivo? ¿Será habitable?

Godzilla: El planeta de los monstruos

La animación que presentan Toho Animation y Polygon Pictures es el estilo 3D que hemos podido disfrutar en Blame! o Knighs of Sidonia. Aunque quizá sea mi impresión, en este film lo he notado muchísimo más pulido y refinado. Hay escenas realmente impresionantes, tanto con el kaiju como en el espacio, y la película es bonita de ver tan solo por ello. Los efectos especiales están logradísimos y el apartado visual es excelente. Quizá flojea la banda sonora, inexistente en la mayor parte de la película y demasiado chirriante cuando aparece, queriendo rendir homenaje a los tonos musicales de la franquicia (esta es la 32º película de Godzilla).

Godzilla: El planeta de los monstruos

El film no es perfecto, y hay que destacar algunos defectos bastante evidentes. El primero de ellos es la evidente falta de personajes femeninos. Es más, tan solo hay uno, y es el único personaje que tiene que justificar en cada escena donde aparece que quiere luchar, por qué quiere luchar y que puede luchar. Se la pone en duda constantemente y las campanas de “alerta sexista” se activan. El héroe es un hombre. Los líderes son hombres. Todo son hombres. Menos una mujer, Yuko, pero su validez como soldado es cuestionada continuamente. Esto me irritó muchísimo.

Godzilla: El planeta de los monstruos

Otro aspecto a comentar son los Deus ex machina. El guion es flojo. Muy flojo. Tanto que la historia tira de giros de guion que no tienen ningún sentido. Ahora te pongo este monstruo aquí, ahora ya no está. Ahora mato a este personaje para que este otro pueda hacer lo que quiere sin tener que buscar una explicación mejor. Ahora la coherencia en la personalidad de X cambia por completo sin razón aparente. Y demás. Sí, es una peli de disparos, explosiones y monstruos gigantes, pero eso no quita que pueda tener un buen guion, coherente e imaginativo, como sí que ocurría en Shin Godzilla. Ah, y me he reído mucho cuando todos se protegen la cara del viento y el polvo cuando llevan cascos de astronauta. O lo ridículo que es en ocasiones el propio Godzilla. O la constante pregunta de “si tienen tecnología para viajes espaciales, cómo es que no para pegarle un buen pepinazo al bicho” (y esta pregunta se acrecenta al final). Muchas preguntas sin respuesta.

Godzilla: El planeta de los monstruos

En definitiva, Godzilla: El planeta de los monstruos es una película divertida y entretenida, pero no mucho más. Si buscáis un guion trabajado y sólido, mejor que no la veáis, pero si buscáis explosiones, monstruos gigantes y supervivencia extrema, seguro que pasáis un buen rato. A pesar de los aspectos negativos comentados, creo que tiene suficientes cartas a favor como para que probéis de verla, y mira, si os gusta, eso que ganáis. La película además dura tan solo una hora y media, aunque parece ser que es la primera de una trilogía. El propio final de la película da pie a una nueva historia, desde luego. Godzilla está más vivo que nunca, y eso siempre, siempre es una buena noticia.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.