Ballroom e youkoso de Yoshimi Itazu

0

La temporada de anime de verano del año pasado trajo consigo muy buenas series. Entre ellas, la que hoy reseñamos: Ballroom e youkoso. Un anime de I.G productions, cuyo manga ya se ha empezado a licenciar gracias a Milky way ediciones. La serie, de 24 capítulos, está dirigida por Yoshimi Itazu, un director casi primerizo como tal (aunque con experiencia como animador en clave de algunas joyas como Fullmetal Alchemist, Wolf Rain o Paprika).

Ballroom e youkoso

Pero, ¿de qué va Ballroom e youkoso? La trama nos presenta a Tatara Fujita, un adolescente que no sabe bien qué hacer con su vida, ya que no tiene aficiones ni pasiones. De hecho, esta pasividad y falta de personalidad también se muestran en sus interacciones con los demás. Un día acaba delante de una escuela de danza y el director, Sengoku, lo ayuda contra unos matones y lo arrastra hasta la sala de baile. Tatara, totalmente ignorante de este deporte, conoce entonces el baile de competición. Y se enamora de él.

Ballroom e youkoso empieza con una estructura similar a muchos otros spokon. El descubrimiento de un nuevo deporte que lleva al protagonista a amarlo. Y al igual que hacen muchos spokon, este amor se filtra hacia la pantalla y anima y motiva al propio espectador. En este sentido, Ballroom e youkoso es un anime de deportes bastante clásico. Aún así, logra distinguirse de los demás no solo por la peculiaridad de la disciplina, sino por el cariño con el que la tratan. Este cariño se ve representado no solo por la energía de Tatara, su esfuerzo al mejorar. También por Sengoku, su profesor y bailarín profesional.

Ballroom e youkoso

De hecho, este es un spokon cuya fuerza recae en los personajes y como estos evolucionan. Introduce pocos secundarios, los suficientes como para ahondar en sus historias sin caer en el hastío. Sin embargo, y como es obvio, la evolución más notable e interesante es la de Tatara, sobre todo por sus interacciones con los demás. La  serie adquiere profundidad gracias a este tratamiento de los personajes.

Otro de los puntos fuertes es la animación y la dirección del anime, pues acompañan a la perfección este mensaje. La imagen es muy poderosa y por eso el director juega más con imágenes casi estáticas pero contundentes que con la fluidez de otros animes relacionados como podría ser, por ejemplo, Yuri on ice. De esta manera, el director logra transmitir fielmente la belleza del baile de salón competitivo, remarcando la esbeltez de los danzarines y la belleza de sus figuras.

Ballroom e youkoso

En conclusión, Ballroom e youkoso es un buen spokon, pero sobre todo es una buena serie de anime, interesante y con personajes muy bien creados. Una serie que logra transmitirte la seriedad y el esfuerzo de aquellos que aman el baile y es ese amor el que se transmite al espectador. El manga sigue en marcha, así que no me extrañaría que tuviéramos segunda  temporada en algún momento. Solo espero que la dirija el mismo equipo.

Share.

About Author

Deja un comentario