Primeras impresiones anime [invierno 2018]

1

Aquí estamos una temporada más. Tras las primeras impresiones de 2017 de primavera, verano y otoño, vamos con 2018. Este 2018 empieza con una buena cantidad de nuevos animes (sin contar los que ya seguían, como Dragon Ball Super, One Piece, etc). Tenemos varias nuevas temporadas, como Overlod, y nuevos animes que llevan generando hype desde hace meses, como Violet Evergarden, Sakura o Devilman Crybaby. Así que hemos reunido al equipo y nos hemos puesto a ver todos los animes que nos ha aguantado el cuerpo para traeros unas primeras impresiones generales de todos los estrenos posibles. Nos hemos dejado algunos en el tintero, pero hemos tratado de cubrir los más interesantes y comentados. ¡Allá vamos!

Primeras impresiones de Estel·la

Junji Ito: Collection

Junji Ito: Collection: El maestro del terror ha sido finalmente adaptado a una serie animada, desde Gyo (ギョ) en 2012. Con un capitulo inicial que nos dejó a muchos fríos, al escoger las diabólicas trastadas de Souichi frente a otras historias más terroríficas. En general, aunque no resulta ser una mala serie, y es definitivamente entretenida, no puedo evitar pensar que el toque único del autor se pierde, más allá del guion, que sí se mantiene fiel. Así mismo, no creo que el Studio Deen haya hecho un gran trabajo de animación para ser una obra tan renombrada, sobre todo si lo comparamos con otros diseños: Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu, Hoozuki no Reitetsu, The Reflection, etc. Por defecto, por el momento no puedo evitar verlo más allá de un complemento de la obra original.

Hakumei to Mikochi

Hakumei to Mikochi: Mi desafío personal esta temporada, y no es por nada especial, sino por mi desconfianza y desagradado casi natural hacia los personajes “chibi”. Pero, desde el éxito de “Made in Abyss” he querido cambiar mi actitud al respecto, dándole una oportunidad a este anime, y estoy gratamente sorprendida. Generalmente me encuentro, dentro de esta categoría, guiones insulsos sin pies ni cabeza. No obstante, en esta ocasión he sido complacida con una animación y un universo salvaje en miniatura muy agradable, que ha sido capaz de desesterarme acabado el día. Esto es de agradecer y espero que este anime siga en su línea, sencilla pero absorbente.

Citrus

Citrus: Una de las series más juzgadas esta temporada, por la aparente “relación tóxica” de sus protagonistas. Aunque personalmente no creo que exista ningún problema, más allá del ruidoso “shippeo” particular de fanáticos, habituales de los yuri y yaoi. Dicho esto, he encontrado lo mismo que con el manga: una premisa plana y predecible, repleta de tópicos dentro de su género. Se me hace aburrida y no conecto con los personajes, cuya única fuerza parece encontrarse en los momentos de tensión sexual. No obstante, creo que su manga cuenta con un dibujo muy bonito, que está siendo bastante fiel al éste, así como le veo un dato interesante a la trama, y es que reflejan un fenómeno social en las escuelas femeninas japonesas. Pues algunas jóvenes mantienen noviazgos homosexuales para explorar su sexualidad antes del matrimonio.

Ramen Daisuki

Ramen Daisuki: Siendo sinceros no es más que una serie para ver comer ramen a sus personajes, pero ¡¿qué más da?! No todas las series de la temporada deben ser grandes éxitos hipercomplejos. Y éste es el caso, un perfecto acompañamiento para la comida y una serie para disfrutar de las opciones gastronómicas de un Tokio visto con las lentes de un “ramenadicto”. Estoy segura de que habéis deseando hincarle el diente a una serie así. En general, la recomiendo especialmente porque se llegan a dar incluso lecciones sobre la diversidad y preparación del ramen, ¡lo que es alucinante! Si acaso me habría gustado que se hubiese invertido más presupuesto en la presentación de los platos, pero nos conformamos con lo que hay.

Violet Evergarden

Violet Evergarden: Para muchos la estrella de la temporada. El estudio Kyoto Animation vuelve tras sus dos últimos años de éxitos (aunque muy poco intensos) con: Kobayashi-san Chi no Maid Dragon, Hibike! Euphonium, o Koe no Katachi. Si bien estuvo en boca de muchos la patinada a nivel argumental de Musaigen no Phantom World, es un hecho que este estudio es sinónimo de calidad en animación. Y en esta ocasión ¡se han lucido! La belleza del color, la luz y los trazos hipnotizan, pues pocas veces he tenido el placer de ver una historia tan bonita llevada con tanto talento artístico. Y es que, aunque a algunos ha parecido aburrida y lenta al margen de su dibujo, yo no creo que esa sea precisamente la esencia de la serie, sino el toque tremendamente humano que la empapa, con un ritmo pausado y purificador.

Primeras impresiones de Dani

Sora yori mo Tooi Basho

Sora yori mo Tooi Basho: Esta nueva propuesta animada por el estudio Madhouse es el tipo de serie que no suelo seguir, pero que por alguna cosa ha captado mi interés. En este caso, la preciosa y bella propuesta visual de Atsuko Ishizuka (Chihayafuru) hace que este slice of life donde cuatro chicas de secundaria van de viaje al Polo Sur en busca de la madre de una de las integrantes del grupo merezca la pena. Sin darle vueltas al planteamiento ni nada (porque es surrealista a más no poder), podemos disfrutar de una entrañable aventura que parece estar plagada de momentos bonitos y divertidos. Como dije anteriormente, el plus del anime viene tanto en la animación como en el trabajado diseño de personajes, donde se desarrolla una historia de adolescentes llenas de carisma.  De momento, una propuesta interesante.

Devilman Crybaby

Devilman Crybaby: La propuesta de Masaki Yuasa para Netflix son 10 episodios que arrasan como un huracán repleto de violencia, sexo y pesimismo hacia la raza humana y que nunca sabemos qué dirección va a tomar. Una animación peculiar desde el estudio Science Saru pero que no concibo ya de otra forma. Redondea la jugada una banda sonora compuesta por Kensuke Ushio que te hipnotiza y unos personajes que huyen de ser simples marionetas. Una historia que nunca toma atajos ni se esconde, aunque esto le haya causado una gran controversia entre el público en general, como ya ha ocurrido anteriormente con todas las otras adaptaciones de este manga. Pero no todo es gore grotesco y sexo. Hay algo más. En Devilman Crybaby hay espacio para la reflexión filosófica sobre la naturaleza humana y de cómo nos matamos unos a otros sin pensarlo dos veces. Tiene algunos fallos, como ese final “predecible” o que el lado humano de Akira no se muestre tanto, pero es un producto innovador al que merece darle la oportunidad. Tenéis la reseña completa de Alex por la página.

Hakata Tonkotsu Ramens

Hakata Tonkotsu Ramens: Basada en la novela ligera de Chiaki Kisaki desde el estudio Satelight nos proponen esta curiosa historia con la dirección de Kenji Yasuda (Macross). Nos trasladamos a Fukuoka, una ciudad en donde existe un inframundo donde el crimen existe pese a la apariencia pacifica de la superficie. En la sala Hakata de la ciudad se reúnen varias personas con talento para el asesinato: detectives, profesionales, informadores, … Los rumores sobre la aparición del ”Asesino de asesinos” ha puesto en alerta a todos. La llamada como la nueva Durarara!! de momento no llega ni de lejos a tales cotas. Muchos personajes y muchas tramas se arremolinan en un misterio que de momento no es suficientemente potente. Tampoco los personajes llegan a tener el carisma y particularidad llamativa de Izaya o Celty. Curioso diseño de personajes, una animación promedio y decente con unos escenarios bastante trabajados. Una pequeña decepción para mí, que esperaba tanto de esta serie.

Overlord II

Overlord II: Si un anime sobre RPG triunfo tanto en 2015 como lo había hecho Sword Art Online, ese fue Overlord. Pese a que mi valoración de la primera temporada no fue para echar cohetes, los dos episodios finales me habían dado curiosidad por la segunda temporada. Tras un final muy abierto, el estudio Madhouse ha apostado fuerte por una segunda entrega que plantea más preguntas que respuestas de momento. Sin casi repasar lo acontecido anteriormente, la segunda entrega de Overlord comienza directa al grano, con un desarrollo que prima más el dialogo que la acción para establecer las líneas de la temporada. Abre nuevas vetas, conocemos una nueva villana y descentralizamos un poco la trama de Nazarick. El camino que han escogido puede traer alguna que otra sorpresa a los seguidores de la serie. Técnicamente roza un nivel altísimo en la animación y el nuevo opening de OxT es tan potente como el de la primera temporada. Seguiremos informando.

Primeras impresiones Isa

CardCaptor Sakura Clear Card

CardCaptor Sakura Clear Card: Después de más de 20 años, vuelve Sakura, tanto en manga como en anime. Tengo que admitir que mis sensaciones ante esta serie no son nada objetivas, pues Sakura es la serie que marcó mi infancia. Y volverla a ver esta temporada está siendo un viaje por la nostalgia que Madhouse está llevando muy bien. La música, la imagen y el diseño de personajes y la animación son herederas de la primera serie, pero no caen en sus errores. A ver como evoluciona la trama, pero de momento la serie avanza sin prisa y sin pausa.

Koi wa Ameagari no You Ni

Koi wa Ameagari no You Ni: Uno de los animes, para mí, de la temporada. Aunque la animación de Violet Evergarden está siendo la estrella (con razón) de invierno, la animación de esta serie no se queda atrás. Un shojo que se aleja mucho de los clichés y de las relaciones prefabricadas para adentrarse en personajes reales, con sus defectos y sus virtudes. Una serie reflexiva y muy dulce que, si os gusta el shojo o el josei, seguro que disfrutáis tanto como yo.

Gakuen Babysitters

Gakuen Babysitters: Si algo bueno se puede decir de Gakuen Babysitters es que no tiene ninguna pretensión de ser un anime trascendental. Es una historia muy sencilla, con personajes sencillos y intento de dulzura (aunque a mí esos bebes me parecen más creepys que cuquis). Una de esas series entretenidas para ver de vez en cuando, que apenas tienen línea argumental excepto el día a día de un adolescente encargado de una guardería.

Yuru Camp

Yuru Camp: Otra serie sin pretensiones, aunque para mi gusto bastante más elaborada que la anterior. Yuru Camp nos muestra la vida de cuatro adolescentes amantes de la acampada y en los cuatro capítulos que se han retransmitido, han dejado muy claro el tono y mensaje del anime. Con una ambientación detallada (los personajes acampana cerca del monte Fuji) y una descripción de actividades de acampada, Yuru camp es un slice of life tranquilo y entretenido que no necesita (ni pide) más.

Takunomi

Takunomi: Takunomi es como un anuncio de Estrella damm (por la cerveza y los 12 minutos que dura cada capítulo) pero en MALO. Y eso ya es mucho decir. La excusa de jóvenes pimplando cerveza hasta arriba es ideal para anunciar la propia cerveza. Y encima no existe, por lo que es un anuncio desaprovechado. En fin, el slice of life se queda en nada y al final del capítulo te da la sensación de llevar mucho rato viendo Antena 3. Ya sabéis, esta serie ni con un palo.

Sanrio Danshi

Sanrio Danshi: Esta serie tiene un problema importante que estropea toda la experiencia y es que se toma demasiado en serio a sí misma. La trama de la serie no puede ser más absurda (cinco adolescentes que son fans de personajes de Hello Kitty), pero en vez de aprovechar para llevar esa absurdidad al extremo, la serie cae en clichés dramáticos que desestabilizan el tono del anime y que quedan, por ese contraste, totalmente irreales. Como guinda del pastel, la animación tiene momentos brillantes que se sienten desaprovechados en una serie de este calibre.

Primeras impresiones Pablo

Death March kara Hajimaru Isekai Kyousoukyoku

Death March kara Hajimaru Isekai KyousoukyokuEste anime, de nombre impronunciable, está basado en unas light novels de fantasía épica y nos cuenta la historia de un programador informático que está trabajando en un nuevo videojuego de rol. Un día, tras quedarse a dormir en la oficina por la cantidad de trabajo, se despierta en el mundo del propio videojuego en la piel del personaje que él mismo creó como avatar. Desde ese momento, vivirá dentro del RPG como un personaje con grandes habilidades que empezará a descubrir un mundo nuevo lleno de héroes, criaturas y villanos. Lamentablemente, el anime nunca llega a interesar con una premisa muy trillada que cuenta con una historia planísima en la que el héroe conoce a sus nuevos compañeros y juntos tendrán que hacer frente a una amenaza que pone en peligro el mundo. Además, la mecánica de aventuras funciona igual que los juegos de rol; el anime nos muestra la interfaz en la que elegimos los hechizos, habilidades y objetos. Una serie poco ágil, sin ninguna pretensión más allá de entretener a los aficionados a este género.

Karakai Jouzu no Takagi-san

Karakai Jouzu no Takagi-sanEste curioso anime nos sumerge en la vida escolar de Nishikata, un adolescente que tiene que aguantar las bromas de su compañera, Takagi. Cada capítulo cuenta dos o tres sketches en los cuales Takagi consigue engañar a Nishitaka avergonzándolo delante de la clase, es por ello que el adolescente intentará conseguir devolverle las bromas a su compañera y avergonzarla delante de todo el mundo. Evidentemente, los intentos de Nishitaka se vuelven siempre en su contra y acaba siendo Tagaki quien le avergüenza. Un anime simpático de humor que consigue sacarnos alguna sonrisa con las ingeniosas maneras de hacer el ridículo en clase pero que, sin embargo, se acaba haciendo monótono a los pocos capítulos a menos que entres de lleno en la serie.

Primeras impresiones Alex

Darling in the FranXX

Darling in the FranXX: ¡Un anime de mechas! Comencemos con las cosas positivas, que las tiene. Darling in the Franxx es un anime con una animación buenísima: paleta de colores, frames por segundo, cuidado al detalle. Además el dibujo es personal y cuidado. Los diseños de los mechas son chulos e interesantes, y la trama en general es curiosa y engancha. Pasemos a las malas: un fanservice exagerado. Darling in the FranXX me enganchó durante los 3 primeros episodios, pero la forma en que las mujeres pilotan los mechas es hasta ofensiva. Literalmente son mulas, yeguas, una conexión con una vagina apuntando al piloto para que este conecte con el robot, se ponga cachondo y pilote con energía y vigor. A mí esto me ha tirado para atrás. El fanservice que podría haberse quedado en una excusa erótica interesante transforma este anime en una historia desgraciadamente sexista hasta decir basta.

Kokkoku

Kokkoku: Un anime de fantasía y misterio que, al inicio, me echó algo para atrás por su animación. No es que sea especialmente mala, pero es la animación mediocre que podéis esperar de una serie semanal. Kokkoku nos cuenta como ciertas personas en posesión de unas piedras pueden entrar en el stasis, un lugar que detiene el tiempo en el mundo real. Estas personas pueden moverse por el stasis y no envejecen, ya que el tiempo está detenido. La trama de misterio cuenta como una facción religiosa quiere desentrañar los secretos del stasis, mientras que los protagonistas, una familia que estaba en posesión de una de estas piedras para entrar al stasis, es acosada por los mafiosos.

Poputepipikku

Poputepipikku: ¿Pero qué deliciosa locura es esto? ¿Dos colegialas con voz de señor? Poputepipikku es una serie de un humor absurdo que a base de microsketches va poniendo a las protagonistas en situaciones absurdas que a la vez parodian todo tipo de productos culturales (Pokemon, Yokai Watch, Skyrim, Mario, etc). Es divertidísima y muy entretenida, aunque hubiera agradecido que fueran episodios de 15 o menos minutos en vez de 20, ya que el intensísimo ritmo del anime puede llegar a saturar.

Beatless

Beatless: ¿Cuatro chicas robot que se escapan de un complejo científico? ¿Encima ultra poderosas? Oh, vaya, ¿quién es ese adolescente que no pinta nada y está en medio de todo? Un momento, oh, no… ¡se trata de otro harén más! El primer episodio captó mi interés. Beatless es una serie de ciencia ficción de robots pero no explora mucho más de esto. La cosa es que una de estas robots se pone al servicio (literalmente, le hace la cama, le plancha, le cocina…) del protagonista adolescente. Esto sumado a la animación mediocre lo convierten en un anime que NOPE.
Share.

About Author

1 comentario

  1. “Death March kara Hajimaru Isekai Kyousoukyoku: Con una premisa muy trillada que cuenta con una historia planísima en la que el héroe conoce a sus nuevos compañeros y juntos tendrán que hacer frente a una amenaza que pone en peligro el mundo.”

    En realidad no tiene que salvar nada ya que el Señor Demonio lo derrotaron décadas atrás Vamos que se dedicará a explorar el mundo que ahora le rodea y poco más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.