Manual de dibujo abreviado, de Katsuhika Hokusai

0

¿Cómo se comienza una reseña sobre un manual de dibujo? Pues no tengo ni idea, pero desde luego lo que sí sé es que voy a tratar de comentaros lo que ha supuesto para mí este libro. Para empezar, dejar claro que Manual de dibujo abreviado, de Katsuhika Hokusai no es solo un manual de dibujo, sino que se trata de un ensayo que firma el profesor David Almazán Tomás. A David pudimos leerle en otro ensayo sobre el gran maestro pictórico japonés, en Cien vistas del Monte Fuji. En este caso disponemos de un breve pero conciso ensayo sobre el manual de dibujo que Hokusai dejó como legado, el Ryakuga hayaoshie. La editorial Sans Soleil se encarga de traernos esta edición en tapa dura que acaba de salir a la venta.

Manual de dibujo abreviado

Manual de dibujo abreviado es una recopilación de las primeras ilustraciones que legó Hokusai. Estas ilustraciones (comentadas por David Almazán) son una serie de dibujos esquemáticos que el artista realizó para aprender o mejorar el dibujo, en este caso para las pinturas o grabados ukiyo-e. La edición de Sans Soleil está dividida en tres bloques, en la introducción David Almazán contextualiza la obra y al pintor, mientras que la segunda se compone únicamente de las maravillosas ilustraciones. El libro cierra con los comentarios analíticos de cada uno de los dibujos de Hokusai. Yo estudié historia del arte en la universidad, y jamás estudiamos a Hokusai. Ni siquiera se le nombró. Mi carrera era eurocentrista por completo. Es por eso que choca muchísimo cuando, gracias al trabajo y la investigación personal, uno da con figuras tan clave de la historia del arte como Katsuhika Hokusai, el artista más celebrado del ukiyo-e y probablemente el mayor inspirador de la influencia (y venta) de grabados japoneses en Occidente.

Manual de dibujo abreviado

No estamos ante un mero libro con ilustraciones esquemáticas que legó un maestro. Manual de dibujo abreviado supone una obra única e impagable. Es decir, es literalmente imposible encontrar un libro como este en nuestro idioma. Como mucho podréis encontrar una edición francesa o inglesa que recopila los mejores grabados del artista, o algún ensayo de algún historiador sobre la figura del pintor. Pero un libro que, con unos pequeños bocetos que dejó Hokusai, dice tantísimo, es una verdadera suerte. Me remito de nuevo a mi época de estudiante: durante muchísimo tiempo, una gran cantidad de artistas rechazaban este tipo de dibujo. Usar esquemas o patrones se consideraba de mal dibujante o de vago. Hokusai no solo muestar que con ello se puede lograr una perfección (muy al estilo griega) mayor en muchos aspectos, sino que es incluso necesario y una herramienta más.

Manual de dibujo abreviado

Una de las cosas que me fascinan del texto de David Almazán en Manual de dibujo abreviado es el contexto histórico y artístico del pintor. En aquella época estos bocetos se hicieron muy populares. Además Almazán nos resume los temas más usados en el arte plástico japonés que, en general, podemos resumir con decir que trataban sobre naturaleza. El breve análisis de David Almazán, repito, es curioso y arroja luz sobre muchos aspectos que tendemos a mitificar. ¿Qué influencia tuvo la religión? ¿Y Occidente? ¿Tenía un artista como Hokusai aprendices? La vistosa edición en formato grande y tapa dura (si venís de leer el Cien vistas del monte Fuji recordaréis que era en rústica y un tamaño estándar) saca todo el partido posible a las ilustraciones en blanco y negro.

En definitiva, estamos ante una obra fascinante y un libro rara avis. Desde luego, si tenéis a alguna amiga o amigo ilustrador no dudéis en regalarle Manual de dibujo abreviado (que es bastante breve), pues va a hacer las delicias de cualquier interesado por la ilustración. Y si a ti te interesa Japón, desde ya creo que solo por el texto de David Almazán vale muchísimo hacerse con este ejemplar. Como lector y como aficionado a varios aspectos de la cultura japonesa, principalmente relacionados con el arte, debo reconocer que para mí ha sido una gran sorpresa y he disfrutado muchísimo con esta lectura. A día de cerrar este texto ya delante que lo he regalado dos veces, y no serán las únicas. No me queda más que agradecer a la editorial por publicaciones así de arriesgadas e interesantes. Que existan editoriales con una visión editorial tan personal y atrevida es un soplo de aire fresco. Esperamos, como ya nos ha ocurrido con anteriores libros de Sans Soleil, que no sea, ni de lejos, la última vez que esta editorial se acerca a El peso del aire. Ah, ¿os he dicho ya que esta edición es una barbaridad de bonita? Por si acaso.

 

Share.

About Author

Deja un comentario