Innocent, de Shinichi Sakamoto

0

Hace poco más de un mes Milky Way Ediciones publicó el noveno y último tomo de Innocent, manga que dibuja y guioniza Shinichi Sakamoto. Es pues el momento indicado para repasar uno de los mangas que más me han volado la cabeza y que más me han impactado desde que leí Berserk o La espada del inmortal (hace ya más de una década). Innocent está ambientado en el siglo XVIII en Francia y tiene como protagonista a Charles-Henri Sanson, el cuarto hijo de la familia Sanson, los verdugos de París. Esta familia se encargaba de ejecutar a los criminales que la justicia juzgaba con pena de muerte. Así pues, durante nueve tomos conoceremos a Charles, una oveja negra dentro de su familia. ¿Y si tu destino fuera el de asesinar día sí y día también y no pudieras decidir nada sobre este?

Innocent

Innocent (イノサン) se ambienta, como ya he dicho, en la Francia del siglo XVIII. Se trata de una adaptación libre del Shikei shikkônin Sanson (El verdugo Sanson), de Masakatsu Adachi. A nivel político las cosas están convulsas y revueltas, todo pende de un hilo. A nivel social todo está aun peor. La hambruna castiga la población, masacrando pueblos enteros de inanición, se crean masas de gente que exigen una solución. El populacho pide sangre y se junta en la planza para contemplar y saciar su frustración con cada ejecución que lleva a cabo la familia Sansón. A pesar de que gozan del mórbido espectáculo, tienen pavor a esta familia. Están malditos. Tocar o rozar a un miembro de esta familia implica mala suerte e incluso una señal de la propia muerte. Charles-Henri Sanson, nuestro protagonista, es el heredero del título de Monsieur de París (verdugo) y es la oveja negra de la familia. No soporta matar. No soporta la sangre. No soporta la carga, la maldición que recae sobre su familia. Eviscerar, decapitar, torturar, diseccionar. Charles tiene 14 años y sufre una crisis brutal que le lleva a cuestionarse su propia existencia y sentido en la vida.

Innocent

Innocent es un manga especial. Una de las obras que más me han impactado de lejos. No soy muy aficionado al manga histórico, suele aburrirme, pero en este caso estamos ante una obra totalmente diferente, original, que aúna belleza y crudeza en todas y cada una de sus viñetas. Shinichi Sakamoto es un artista. Es un mago del pincel. Cada dibujo tiene vida propia, habla y transmite una fuerza apabullante. Antes de esta reseña he releído el manga completo (tras leerlo tomo a tomo según iban saliendo) y me he sobrecogido tanto o más que la primera vez. La simbología que plaga cada dibujo, las expresiones de los personajes, los juegos de sombras.

Innocent

El manga no presenta una historia literalmente lineal, sino que muestra escenas o situaciones concretas que le interesa al autor exponer para construir este relato de sangre y dolor. Por ejemplo veremos a Charles ante su primera ejecución o torturado por su padre, veremos crecer a una de sus hermanas pequeñas con cierto gusto por diseccionar, asistiremos a situaciones políticas que ocurrieron en Francia, etc. Charles-Henri Sanson existió, y de hecho fue un tipo importante. Ejecutó por decapitación a más de tres mil condenados, entre los que se incluyen al rey de Francia Luis XVI, a la reina Maria Antonieta o a Sanit-Just Danton. Como he comentado antes, me aburren los relatos históricos, soy más de leer ensayo histórico propiamente dicho, pero el autor no atiborra las viñetas con texto, y la información que recibimos está muy dosíficada. Suficiente para conocer lo necesario y situarnos en el contexto. El resto lo interpretamos nosotros.

Es un manga de una crudeza impresionante, pero su dibujo de formas estilizadas contrasta a la vez que encaja a la perfección con este tipo de historia. Aviso a los más impresionables, el autor no se corta nada en mostrar situaciones muy violentas, sangrientas y desagradables. El manga en muchas ocasiones os va a obligar a apartar la vista. En otras os quedaréis contemplando una vista aérea de Francia repleta de un detalle que marea. Quizá el punto más fuerte de la historia (sin olvidar que el guion es de una firmeza loable) sea el apartado artístico. Pocos mangas me han resultado tan alucinantes. Quizá mencionaría La espada del inmortal, Berserk o las obras de Inio Asano para que os hagáis una idea. Aunque tengo entendido que usa la misma técnica fotográfica que Asano para ciertos paisajes, el autor no se corta en presentar una gran cantidad de panorámicas de la Francia del siglo XVIII, y esto me impresiona, es inevitable.

Innocent

En cualquier caso, un manga que destaca en todos los apartados. Innocent es excepcional, un manga como pocos y una recomendación segura para cualquiera. Agradezco a Amaterasu el día que me lancé a comenzar esta serie por puro instinto, y que la diosa bendiga a Milky Way Ediciones por traernos obras tan magistrales como esta. Shinichi Sakamoto presenta con Innocent una obra magnífica y portentosa. Innocent está, desde ya, entre los mejores mangas que he leído jamás.

 

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.