Noragami, de Adachitoka

0

Hace un par de meses recibíamos la noticia del regreso de Noragami (Norma Editorial), manga que ha estado aproximadamente un año en pausa por enfermedad de una de sus autoras. Con esta nueva puesta en marcha, he querido sacar el polvo de los primeros tomos y compartir con vosotros mis primeras impresiones sobre esta obra llena de aventuras y dioses.

Noragami

Hiyori Iki, una joven quinceañera, estudiante promedio y adicta a la lucha libre, arriesga su vida para salvar un chico a punto de ser atropellado por un autobús. En el momento en que Hiyori empuja al chico, se desprende de su cuerpo, que queda inconsciente en el suelo. Ese chico, el que casualmente nadie más ve a parte de Hiyori, resulta ser Yato, una deidad menor que desea convertirse en un dios reconocido y tener su propio templo donde ser venerado. Aunque, por ahora, va haciendo trabajillos sin importancia y mal duerme por los rincones de la ciudad o en templos ajenos. Es así como, a cambio de un yen, Hiyori le pide a Yato que la ayude a volver a su vida anterior al accidente, ya que su alma va saliendo de su cuerpo inconscientemente cuando menos se lo espera.

Noragami

A partir de esta premisa, los protagonistas buscan la solución al problema de Hiyori mientras se nos va presentando poco a poco esa pequeña frontera entre el mundo de los vivos y los muertos donde conviven dioses, espíritus, ayakashis y almas errantes.

Noragami

Noragami se inspira en la religión Shinto y en sus deidades de la naturaleza aunque apuesta por unas deidades más humanizadas y cercanas, con sus defectos o un pasado que les marca sus presentes y futuro. Incluso a veces Hiyori, la única humana, parece ser el personaje más sensato y racional. Aún con sus defectos, virtudes y manías, cada uno a su manera enriquece la historia  y consiguen sacarte una sonrisa o querer saber más de ellos.

Noragami

Pese a ser un manga calificado como shonen, y hay bastante acción en cada tomo, la historia se centra más en los personajes, como se van relacionando y como van cambiando. Este punto, aunque muy interesante, puede pecar de ralentizar un poco el ritmo de la historia (por ejemplo, todo el arco argumental del proceso de aceptación de Yukine se me hacía bastante pesado a ratos). Aún así, el equilibrio entre acción, comedia o drama están muy bien llevados. A medida que avanza la historia, vamos conociendo del mundo de los espíritus, se introducen nuevos dioses como Tenjin, el dios del aprendizaje o Bishamon, la diosa de la guerra, y sus correspondientes shinkis. Además, vamos descubriendo poco a poco la relación entre las diferentes deidades, qué tuvo lugar en el pasado, los secretos que esconden o tristezas que creían superadas. También me gustaría resaltar el dibujo de las autoras, como saben captar una emoción muy limpia en un par de viñetas al igual del ritmo trepidante que consiguen en las escenas acción.

Noragami

Si buscas un shonen donde las peleas siguen teniendo un papel importante pero no es el arco central y se atreve a explorar otros géneros, Noragami es una propuesta de lo más interesante. Actualmente cuenta con quince tomos publicados por Norma Editorial, a parte de una recopilación de historias cortas, y un anime con dos temporadas, distribuida por Selecta Visión.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.