Sekigahara, de Masato Harada

0

El año 1600 se libró una de las batallas más importantes y decisivas en la historia de Japón, la batalla de Sekigahara. O por lo menos la más conocida, probablemente por su alcance y despliegue militar. Tokugawa Ieyasu, famosísimo shogún ganó la batalla contra Ishida Mitsunari y causó la unificación del país durante los siguientes 260 años. Casi nada. Además de esta batalla surgieron leyendas como Miyamoto Musashi y se ha escrito muchísima literatura, además de películas sobre esta batalla. El director Masato Harada presenta una nueva adaptación de la novela clásica de tres volúmenes del escritor Ryotaro Shiba, y ofrece una nueva perspectiva (en este caso mucho más idealizada y repleta de aventuras) sobre esta batalla decisiva.

Sekigahara

El film de Masato Harada es épico, brutal, masivo. Representar la batalla de Sekigahara no es sencillo, es necesario una cantidad brutal de extras, de maquillaje, de vestimentas y eso conlleva un despliegue que pocos cineastas logran desarrollar de forma creíble. Harada ya dirigió en 2015 un drama inspirado en la Segunda Guerra Mundial, por lo que su habilidad en el cine bélico estaba más que demostrada.

Sekigahara

Pero Sekigahara no es “solo” un film sobre una batalla. El director se centra en la historia personal de los personajes principales como Mitsunari (Junichi Okada), Ieyasu (Koji Yakusho) y todos lo spersonajes que les rodean, así como Hideyoshi Toyotomi (Kenichi Takito). Además de contar con actores de primer nivel, las mujeres en este film son especialmente interesantes. Muchos de los personajes masculinos se muestran como hombres manipulables, ansiosos por el poder y con códigos morales que les evita el tener que pensar o cuestionar nada. En cambio las mujeres como Hanano (Noriko Nakagoshi) son consejeras, estrategas y modelos a seguir asombrosos y de lo más interesantes.

Sekigahara

A pesar de ser un film que entra en la categoría de “cine histórico”, no deja de ser ficción y una historia de aventuras. Encontraremos personajes sobrehumanos, ninjas, y ciertas escenas que seguro que no sucedieron así (sería imposible). Los actos heroicos son algo que sucede en numerosas ocasiones, y es que como he dicho antes, Sekigahara desborda épica. Si tuviera que definir la película, yo diría que es un drama histórico más centrado en las trifulcas entre personajes que la propia batalla que decidió el futuro del país.

Sekigahara

Sí, por supuesto que hay batallas, pero el autor prefiere contar la historia a través de la experiencia de los distintos personajes y sus experiencias. Sekigahara tiene cierto aire a anime, con personajes que sobreactúan adrede, como esas pelis de samuráis protagonizadas por Mifune, algo que personalmente, agradezco mucho, ya que le da un toque retro a la vez que moderno de lo más entretenido.

Sekigahara

Masato Harada presenta una película atrevida, épica y que apunta alto. A veces peca de demasiado ambiciosa, sí, pero no se queda corta en ningún momento. Personajes profundos, creíbles y con actorazos. Una trama que no decae, con buen ritmo y aventuras a tutiplén. Además la fotografía es fetén, con planos memorables y un colorido espectacular. Desde luego, Sekigahara es todo un espectáculo cinematográfico digno de presenciar.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.