Si pudiera cambiarlos (Torikaebaya monogatari)

0

En cierta época, vivió un hombre que ejercía los cargos de Gondainagon y Taishô. Tenía dos esposas principales, y con cada una de ellas tuvo un hijo: un niño, Otokogimi, y una niña, Himegimi. Ambos eran hermosos, muy parecidos entre sí y con un impecable talento para las artes. Desde muy pequeños ya, Otokogimi poseía elegancia y un aire refinado, mientras que Himegimi rebosaba esplendor y vivacidad. De este modo, Otokogimi no solo comenzó a interesarse más por dibujar y jugar con muñecas, sino que se mostraba tímido y reservado. Himegimi, por su parte, siempre jugaba a la pelota o tirando con el arco, componía poemas, tocaba la flauta y los instrumentos de cuerda.

Poco a poco, no solo sus gustos y preferencias resultaban contrarias al sexo que tenían por nacimiento, sino que incluso comenzaron a usar las vestimentas que no les correspondían. Su padre trató de corregir esta forma de actuar, pero al ver que con estas elecciones sus dos hijos eran felices, les dejó vivir según su elección. Todo se tornó mucho más complicado cuando llegó el día de celebrar la ceremonia de “puesta de la cola”, que significaba que los jóvenes habían alcanzado la vida adulta. Otokogimi celebró, pues, el onmogi para muchachas y Himegimi el ongenpuku para chicos.

Este es el arranque a grandes rasgos de Si pudiera cambiarlos, relato anónimo del s. XII, que nos muestra, probablemente, a los dos primeros transexuales de la historia de la literatura japonesa. Por supuesto, en la obra es todo muy sutil. A pesar de que cada uno ocupa un puesto en la sociedad y la corte contrario al que se les asignaría por nacimiento, en un principio van saliendo del paso. Pero a las pocas páginas todo se complica: Higemini contrae matrimonio con una mujer, y esta se siente apenada porque su esposo no mantiene relaciones íntimas con ella.

Como lectores, esta historia supone un reto. La lectura resulta compleja debido al cambio de roles de los dos protagonistas, y especialmente debido a la manera de ser nombrados a lo largo del texto. En función de los diversos cargos que ambos irán obteniendo en la corte, se les denominará por este cargo en vez de por el nombre que les fue asignado al nacer. Por otro lado, durante la narración se producirán sucesos que harán dudar a uno y a otro acerca de qué rol deben ocupar en la sociedad, y eso supondrá un intercambio de nombres entre uno y otro que genera confusión. Para ello, la traducción de Jesús Carlos Álvarez Crespo, y sobre todo sus notas al pie, vendrán en nuestra ayuda.

El tema de la identidad sexual puede resultar sorprendente por la época en la que fue escrita esta obra, y sobre todo la atracción de algunos personajes por otros de su mismo sexo (a pesar de que ellos realmente no lo saben). No debemos olvidar que en Japón eran frecuentes y naturales las relaciones con personas del mismo sexo. Hasta la llegada de los jesuitas a principios de la era Meiji nunca se planteo la homosexualidad en términos morales, sino simplemente como una búsqueda más de la obtención de placer.

En este intercambio de roles se juega también con las ventajas y desventajas que este cambio tiene para los dos. Quien ejerce el papel de varón se siente frustrado y avergonzado porque no puede satisfacer a su esposa, y cuando esta se queda embarazada de otro hombre se aleja de ella por vergüenza. Sin embargo, quien ejerce el papel de mujer es vista por todos como alguien de una sensibilidad especial, ya que puede comprender mejor los sentimientos de todos los que la rodean, y sin miedo a poder hacerlo porque es algo propio de mujeres. Así como la apariencia exterior, las artes que practican, las conversaciones que mantienen, no suponen ningún problema para ninguno de los dos personajes, las reflexiones y los debates internos surgen a la hora de abordar el papel que la sociedad asume que les viene dado por naturaleza a ambos: el de madre y concubina a ella, y el de padre y buen amante a él. En cualquier caso, una magnífica obra para analizar los roles de género en el Período Heian en Japón, una de las más brillantes y esplendorosas de su historia.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.