Banana Fish de Hiroko Utsumi

3

Si habéis leído la entrada en la que hablamos de Lo mejor de 2018, habréis visto que varios integrantes de la web destacamos Banana Fish como uno de los mejores animes del año. Y es que MAPPA nunca falla en presentar un anime de una calidad envidiable y con una historia, unos personajes y una animación excelentes. En este caso, Banana Fish es una adaptación de un manga de Akimi Yoshida publicado entre 1985 a 1994, aunque el anime moderniza la historia, situándola en nuestro tiempo, resucitando su historia a un público actual.

Ash Lynx es, a sus 17 años, el cabecilla de una banda de delincuentes juveniles en Nueva York. Está bajo la protección de Papa Dino Golzine, el capo de la banda de mafiosos más importante de América, quién lleva años abusando sexualmente de él. Un día Ash se topa con una palabra en clave que marcará el fin de su relación con Golzine: “banana fish”. El nombre de una droga que fue probada en soldados americanos en Irak,  uno de ellos siendo el hermano de Ash. Ash emprenderá una búsqueda para descubrir qué hay detrás de la droga, una búsqueda que emprenderá con Eiji Okumura, un joven japonés que ha venido, junto con Ibe Shunichi, a fotografiar pandillas de Nueva York. Sus caminos se toparán y lo que empieza como una relación casual acaba convirtiéndose en un lazo irrompible.

Es difícil resumir toda la trama de Banana Fish en unas pocas líneas, ya que este anime tiene una complejidad argumental considerable. La trama liga por un lado la vida de Ash Lynx y su relación con Eiji con las bandas neoyorquinas y las conspiraciones gubernamentales. Aún así, la relación entre Ash y Eiji y la forma que tienen ambos, sobre todo Ash, de sobrevivir en un mundo cruel y duro como el de los bajos fondos de Nueva York es el punto principal de la historia. El anime ahonda en la caracterización de Ash y logra que empaticemos con él, ya que Ash es un personajes profundo y con muchos matices. Es un joven torturado, con un pasado horrible lleno de abusos y muerte, violento y directo. Pero también es una persona con miedos, traumas, con la capacidad para reír y para tener esperanza. El personaje de Ash se complementa con su relación con Eiji y con lo mucho que se entienden. La relación entre ambos es un pilar central de la historia y uno de los mejores hechos, pues su cariño, amistad y amor resulta totalmente creíble a ojos del espectador.

Una de las cosas que encontré más interesantes en este anime es la subtrama política, pues no se corta nada en mostrar gobiernos corruptos y políticos pedófilos. Banana Fish muestra un mundo despiadado, cruel, cargado de humanos despreciables. Un mundo en el que es difícil que florezca la amabilidad. De esta manera, la autora aprovecha para criticar las constantes guerras de Estados Unidos (en el manga, la crítica era hacia la guerra de Vietnam, mientras que en el anime hablan de la Guerra de Irak), el constante recurso a la violencia y a la experimentación humana sin considerar las consecuencias o el rostro humano detrás de las víctimas. Este es un mensaje interesante sobre todo proviniendo de una serie tan violenta, en la que constantemente hay disparos, sangre y muerte.

Otra cosa que me llamó la atención es lo bien hecha que está la ambientación y los personajes adaptados a ella. No es la primera serie de anime que veo que sucede en el extranjero, pero sí que es la primera (o de las primeras) en las que el un país extranjero me resulta creíble. El Nueva York de Banana Fish es un Nueva York lleno de tribus urbanas, de personajes de razas variadas, de violencia y corrupción. Los personajes tienen actitudes americanas y son creíbles dentro de su papel, de su pasado y sus orígenes. Y es que el anime dedica tiempo a la caracterización de estos, a que tanto los dos principales como los secundarios puedan mostrar que no son solo clichés, sino que son personajes complejos y llenos de grises.

Uno de los problemas de la serie es justamente también una de sus mayores virtudes. Y es que al tener una trama con tantos frentes abiertos, es inevitable que algunos queden algo descolgados. La serie está muy bien cerrada, pero en cuanto a la trama política, la sensación queda algo deshinchada por el hype que ha ido creando la serie a lo largo de los capítulos. Sin embargo, esto no quita todo lo bien que trata el tema la serie a lo largo de sus 24 capítulos.

El manga de Banana Fish fue catalogado como shojo ya que se publicó en una revista del género. Sin embargo, es una serie bastante inclasificable: sí, es verdad que la relación entre Eiji y Ash podría considerarse BL, pero la trama política y de mafias aporta una violencia extrema a la historia  y una oscuridad que catalogarían al anime más de seinen. Sea del género que sea, está claro que Banana Fish es uno de los mejores animes de 2018 por derecho propio y si no lo habéis visto aún, ya sabéis qué serie deberíais agregar a  vuestra lista de TBW.

Share.

About Author

3 comentarios

  1. No lo había visto hasta que acabó la temporada, y en 4 días me vi los 24 capis, te engancha y arrastra por las tramas y te sientes apegad@ a los personajes, en especial a Ash que es el protagonista, y como dices, están bien construidos. Quiero hacer mención especial a los Openings y endings que, no solo las imágenes, sino las canciones acompañan perfectamente a la historia, RED (el 2º ending) es un pequeño resumen de los sentimientos de Ash y Eiji ante el final de la historia. Y, aunque hay personas que se bajan del carro por una etiqueta como es BL/yaoi/shonen-ai, yo les diría que le diesen una oportunidad, que no se dejen levar por prejuicios. Y si tuviese que etiquetar esta serie sería en Seinen por los temas que trata y la psicología de los personajes. En fin, sin duda ha sido la serie o una de las series de 2018.

    • PD: Ojala una productora pronto adquiera sus derechos y la traiga a España porque me interesa adquirirla xDD (aunque está en amazon prime me interesa el formato físico)

  2. Ok, entonces acabo de terminar el anime, y es una absoluta joya, que montaña rusa de emociones me ha generado, gran animación , ambientación y un gran arco argumental; Me sorprendió como usaron a new york, era su territorio, hasta la biblioteca TT.TT , no sabía del manga eso explica el diseño de personajes, y ese aire tan especial, me parece muy gracioso que algunos rechacen esta joya, solo por el soft BL , y completamente es un seinen, ya que es para pensamientos más maduros, tengo 32 años y tengo la certeza que a los 20 no entendería los subtextos y los sentimientos que reflejan este anime.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.