Ao no Flag de Kaito

0

Me gusta mucho comprar manga, ir acumulando los tomos y ordenarlos por géneros en la estantería. Aún así, tengo que admitir que me cuesta realizar esa clase de compromiso y es por eso que en muchas ocasiones, miro bien lo que quiero comprar antes de hacerlo. Al estar al día de las novedades y seguir las editoriales por redes para conocer más sobre los mangas que traen, suelo confiar en mi instinto y en las recomendaciones que me van haciendo. Por eso, la compra de Ao no Flag de Kaito (publicado por Ivrea) fue un impulso raro en mi. Una serie abierta, publicada online en la revista Shonen Jump, que no se sabe cuántos tomos va a tener… No es una compra que haga usualmente. Y sin embargo, ha sido todo un acierto. Y hoy os quiero contar por qué.

Ao no flag

Ao no Flag nos traslada a un instituto al cual asiste Taichi Ichinose. Al cambiar de clases, lo asignan a la misma clase que Toma Mita, uno de los alumnos más populares del instituto. Taichi y Toma eran mejores amigos en el pasado, pero esa relación parece haberse ido distanciando con el tiempo. Un día, Futaba Kuze, una chica patosa  que no le cae nada bien a Taichi, le confiesa sus sentimientos hacia Toma, pidiéndole de esta manera ayuda para relacionarse más con él.

La relación entre estos tres personajes (y un cuarto que aparece luego) es uno de los leiv motivs de este manga. Y es que la dinámica de los cuatro es muy interesante y fresca, que se aleja un poco de las convenciones del slice of life, el romance y el shojo para mostrar personajes menos cliché y con más profundidad. De esta manera, tenemos a Taichi, que parece el típico protagonista despistado de un shonen romántico. Y luego vemos que hay muchas más capas, que Taichi es un personaje imperfecto, con sus grises, sus dudas, sus ideas y esperanzas. Aunque a Futaba y a Mita los conocemos de una manera más indirecta, casi siempre a través de los ojos del propio Taichi, el mangaka se asegura de que las expresiones faciales, las formas de hablar y actuar, sus relaciones con los demás, sea todo consecuente.

Ao no flag

Esta es una obra que trata principalmente de la adolescencia y de ese paso hacia la madurez y lo trata desde un punto de vista importantísimo para ese momento: Las relaciones. El amor, o la falta de amor y todo lo que hay entre ambas cosas. Pero el manga también habla del futuro, de seguir el camino que todos creen que deberían seguir y de estar perdido en un mundo que te empuja a avanzar. Es interesante ver como los personajes lidian con este tipo de cosas de una forma tan natural.

El manga de Kaito está equilibrado de una manera bastante notable. Por un lado, tenemos el romance presente y que es el motor principal de la trama. Pero lejos de centrarse solo en eso, el amor es la manera más notable que tienen los personajes de interactuar entre ellos, pero ni mucho menos la única. La obra además compagina momentos dramáticos con momentos de reflexión personal y toques de humor algo raros en algunas ocasiones, en otras muy acertados. Esto hace un manga agradable de leer, muy fresco y actual para el género.

Ao no flag

En conclusión, Ao no Flag no es solo una cara bonita. Los dibujos de Kaito son preciosos, pero lo son para explicar una historia cotidiana, sencilla y a la vez cargada de una sensibilidad ideal para los personajes que habitan entre sus páginas. Un manga de amor, de autodescubrimiento, de drama y de humor, todo en uno conjuntado al detalle. Sin duda, si os gustan esta clase de historias Ao no Flag es una serie que no deberíais perder de vista.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.