Bakemonogatari, de NISIOISIN y Oh!great

0

Bakemonogatari es uno de esos casos en los que nos encontramos con la adaptación manga de un anime de éxito. La adaptación va a cargo de NISIOISIN (Nisio Isin, autor de las novelas ligeras) y Oh!great por su adaptación del guion a manga. El dibujo de de esta nueva adaptación va a cargo de Vofan, que ya había ilustrado las novelas ligeras de la serie, por lo que se le considera el diseñador de los propios personajes. En esta edición que presenta Milky Way Ediciones la traducción está a cargo de Maite Madinabeitia, y ya os avanzo que la labor de traducción del tomo es excelente, que suma puntos para un tomo de edición exquisita, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados Milky Way.

La trama de Bakemonogatari es compleja de resumir, y al mismo tiempo no. Digamos que esta primera historia está centrada en Koyomi Araragi, un estudiante de tercer año de instituto que es semi-humano tras haber sido vampiro durante un cierto periodo de tiempo. Un día ve como Hitagi Senjôgahara cae desde una altísima escalera y él la recoge con los brazos, dándose cuenta así de que ella carece de peso físico. Ella le amenaza (con bastante violencia) pero él decide ayudarla presentándole al mismo hombre que le ayudó a él cuando era vampiro, Meme Oshino, una especie de exorcizador budista, y un tipo de lo más extraño. A medida que la historia avanza Koyomi conocerá a otras personas afectadas por distintas excentricidades y deberá solucionar o ayudar a estas personas aquejadas de estos elementos sobrenaturales a través de una introspección personal muy dramática.

Bakemonogatari es una obra repleta de simbolismo, ambiciosa y que toca muchos palos en muy pocas páginas. Por ejemplo, cada una de las chicas que nos vamos encontrando dispone de artículos relacionados con el ente al que deben enfrentar, por eso Hitagi tiene una grapadora, que simboliza la pinza del cangrejo, o Mayoi con la mochila y la concha del caracol (no sigo por no desvelar más). Es una serie claramente sobrenatural que utiliza el pensamiento crítico para analizar situaciones y sentimientos que han vivido o viven los personajes. En general, Nisio Isin plantea un juego terapéutico en el que los protagonista deben, de algún modo, analizar qué les ocurre y verbalizarlo. Es una especie de exorzicación del monstruo que todos llevamos dentro.

A nivel personal creo que la historia peca de dramatismo exageradísimo. Muchas escenas y personajes son extravagantes hasta decir basta y las situaciones son muy pasada de rosca. Entiendo que es parte de la gracia de esta serie y que el sentido del humor de Isin juega un papel importante en esto, pero a nivel personal me pilla quizá un pelín cansado y harto de este tipo de reflexiones más destinadas a un público adolescente o joven (y no lo digo como algo negativo). Creo que el manga, a pesar de tener un diseño y dibujo excelentes, se queda un pelín corto en cuanto a composición. Yo he visto el anime y he de reconocer que el apartado visual del mismo es sobresaliente y muy original. Quizá me sobra cierta dosis de fanservice hacia los personajes femeninos que veo totalmente gratuita y sin sentido, pero una vez más puedo entender que se trate de un tropo del género. Simplemente yo no entro. Lamento ponerme tan negativo con una serie que tiene tantos fans, pero creo que es una historia trilladísima, ultraexagerada que plantea temas de una manera un tanto forzada. Como he dicho antes, he visto dos temporadas de esta saga, y me he leído los dos primeros tomos del anime. Desgraciadamente no es una serie hecha para mí, pero seguro que mucha gente va a disfrutarla. Especialmente con la edición de Milky Way Ediciones.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.