Entrevistsa a Alex Pler, autor de Hanakotoba

0

Si sois de perderos por las callejuelas de Barcelona seguro que habréis paseado por las mágicas calles del Barri de Gràcia, i allí, al girar una esquina tras una transitada avenida comercial, encontramos un cartel que nos llama la atención: HAIKU. Se trata de una librería y tienda cultural dedicada por completo a Japón. Quizá lo más destacable es que tiene un fondo brutal de literatura japonesa y podemos encontrar bastantes ejemplares descatalogados. Hace muchos años así me la topé yo, y así conocí a Alex y a su madre. Ambos son los libreros y fundadores de Haiku Barcelona, un espacio cultural que ha dado pie a muchísimas charlas, talleres y demás actividades siempre centradas en Japón (pintura, costura, clubs de lectura…). Hace apenas unas semanas, Alex, que además de librero es escritor, publicó Hanakotoba, un pequeño y precioso libro dedicado a todas aquellas palabras japonesas que no tienen traducción directa y cuyo significado y concepto podría abarcar varias líneas de texto. Hoy, al fin, traigo a mi querido Alex a El peso del aire (algo que llevo mucho tiempo queriendo hacer) para que nos hable de él, de su libro y de Haiku. 

Hola, Alex, bienvenido a El peso del aire. Nos gustaría que te presentaras a nuestros lectores, y las entrevistas nos gustan en orden cronológico, así pues… ¿cómo fue tu primer contacto con la cultura japonesa?

¡Hola! Ante todo, muchas gracias por hacerme un hueco en vuestro espacio. Sospecho que mi primer contacto con Japón fue el mismo que para mucha gente de mi generación: Dragon Ball. Recuerdo quedarme enganchado frente a la pantalla viendo a aquel niño que surcaba el cielo sobre una nube amarilla. Después llegaron otros animes y mangas, descubrí que todos venían del mismo lugar, Japón, y a medida que fui creciendo me interesé por otros aspectos de su cultura, como los samuráis o la literatura, primero Kawabata y Mishima, que eran los más fáciles de encontrar entonces, y pronto Murakami, que fue el boom definitivo. Descubrí una manera de ver el mundo que conectaba conmigo.

Haiku Barcelona

Haiku Barcelona.

Antes de escritor decidiste dedicar tu vida a los libros como librero, ¿por qué? Y ¿qué te hizo apostarlo todo en Haiku Barcelona?

Los libros han estado presentes siempre en mi vida: tanto a mi abuela como a mi madre las he visto siempre leyendo. Así que cuando, hace ya 9 años, me di cuenta de que en Barcelona me costaba encontrar los libros de todos esos escritores japoneses que me interesaban, con mi madre nos animamos a abrir Haiku. Entonces a ella no le apasionaba tanto Japón como a mí, pero ahora las tornas se han cambiado y es la primera en leer lo que se va publicando o en ir al cine a ver películas japonesas.

¿Qué experiencias positivas has sacado de trabajar en una librería dedicada a la cultura japonesa como Haiku Barcelona?

Aparte de dedicarme a algo que me gusta, sobre todo me quedo con la posibilidad de aprender: vienen clientes de todo tipo, con intereses diversos, y hablando con ellos a lo largo de los años he aprendido más sobre la cultura del té, sobre zen, sobre incienso, sobre viajes por el archipiélago japonés… Muchas cosas que me han sido útiles no solo para el negocio, también enriquecedoras a nivel personal.

Además de librero eres escritor, has publicado una serie de novelas y antologías de relatos, ¿nos puedes explicar cómo ha sido tu carrera como escritor hasta la fecha?

Mi madre recuerda que ya de pequeño, con 7 u 8 años, escribí un libro tipo Elige tu propia aventura. Así que escribir, como leer, siempre ha estado conmigo. Creo que siempre escribo lo que a mí me gustaría leer, con el deseo de que para otros sea justo lo que estaban buscando. Hace 5 años, para celebrar el aniversario de mi blog, me animé a seleccionar mis textos favoritos y lo autoedité. La acogida fue buena, llegando a gente que no me conocía de nada y se sentía identificada en lo que escribía, así que me animé a autoeditar también la novela El mar llegaba hasta aquí, con la que llevaba mucho tiempo trabajando. Después de esto, la verdad es que me sentí algo desorientado del paso que debía dar después. Creo que cuando te autoeditas, eres libre, pero corres el peligro de perderte en esa libertad.

Hanakotoba

Desde luego uno de los grandes atractivos de Japón es su idioma y la cantidad de expresiones intraducibles (o que necesitan varias palabras para traducir el concepto). ¿De dónde surge la idea de Hanakotoba y cómo llega desde idea hasta libro?

De esa sensación de sentirme algo perdido en la escritura, de las ganas de volver a escribir. Me pareció un proyecto bonito, que me ilusionaba. Era un poco una locura, pero me apetecía reunir todas esas palabras que había ido leyendo sueltas a pie de página, en traducciones de novelas y poemas, y encontrar otras que definían justo cosas que yo había sentido pero que hasta entonces no sabía cómo explicar. Mi palabra favorita del libro es koi-no-yokan, “premonición de amor”, la sensación al conocer a alguien de que acabarás enamorándote de esa persona o que será alguien decisivo en tu vida. Me ha pasado eso un par de veces, sentir casi visiones del futuro, y de hecho en una escena de mi primera novela intenté describir ese vértigo extraño… Ahora ya sé que había una palabra japonesa que lo resumía a la perfección. Tener palabras para cosas que he vivido pero que no comprendía del todo, es una especie de consuelo.

Así que fui recopilando palabras … y cuando tuve unas cuantas, me acerqué a Marián y Alfonso de Satori. A ellos les gustó la idea, pero me pidieron que fueran entre 50 y 100. Durante meses seguí investigando y cuando tuve las que me pedían, se lo presenté y todo fue muy sencillo: su visión del libro era parecida a la mía, tanto en formato como en maquetación, así que el proyecto ha ido muy fluido, estoy muy contento porque todo ha salido como lo imaginaba, pero aún más bonito. Cuidan mucho las ediciones y le ponen todo el cariño, creo que eso se transmite.

Hanakotoba

Hanakotoba supone un salto en tu bibliografía, de la autopublicación a editoriales convencionales. ¿Cómo has vivido este cambio como librero y como autor?

Como librero, he disfrutado de tener mi libro por fin en mi librería. Los anteriores, al no ser de temática japonesa, no encajaban, pero este lo tengo en lugar preferente. Hace ilusión cuando lo compra gente que no me conoce, que no sabe que es mío, simplemente porque les gusta. Y como autor, por un lado la tranquilidad de sentirme apoyado por una editorial, la tranquilidad también de poder llegar a más sitios. Ya no tengo que ir yo librería por librería con mi mochila a cuestas llena de ejemplares, ahora es más sencillo y cómodo para todo el mundo, también para los lectores. Reconozco que al ser un proyecto tan distinto a todo lo que había publicado hasta ahora, me sentía algo nervioso ante la acogida que pudiera tener entre los lectores que ya me habían leído, pero por ahora estoy muy contento con la cálida acogida que está teniendo. Puede que algo de la sensibilidad japonesa de estas palabras estuviera ya en las obras anteriores, impregnándolas sin darme cuenta.

¿Volveremos a ver libros sobre Japón firmados por Alex Pler? ¿Qué planes tienes para el futuro?

En realidad ya tengo terminado el próximo libro de temática japonesa y se publicará este mismo otoño, de hecho. Las cosas de la vida: mientras escribía Hanakotoba, otra editorial contactó conmigo para proponerme un proyecto que quizás me habría descolocado de no estar ya inmerso en este pequeño diccionario japonés. Pero sentí como si se alinearan las estrellas y enseguida les dije que sí. Pronto iré dando más datos; a grandes rasgos, en el próximo libro comparto mucho de lo que he aprendido de la cultura japonesa, especialmente en mis viajes, todo lo positivo que me ha aportado en mi día a día un país tan distante.

Además, estoy acabando por fin mi siguiente novela, que no tendrá nada que ver con Japón, pero al mismo tiempo creo que la manera en que está escrita le debe mucho a los haikus y a su visión honesta del mundo, con sus cosas buenas y sus cosas malas.

¿Recomiendas a nuestros lectores alguna lectura, libro o manga, que te haya gustado mucho últimamente?

De novela, me ha impactado mucho La escopeta de caza de Yasushi Inoue, aunque ahora mismo solo se puede encontrar en catalán, creo. Una obra maestra en apenas 60 páginas. Y de manga, andaba yo algo desconectado del mundillo, nada me interesaba especialmente, hasta que hará 3 o 4 años descubrí las obras de Inio Asano: de repente, me encontré un autor de manga que contaba historias que me hablaban de tú a tú en este punto de mi vida. Recomendaría especialmente Solanin, su obra más redonda: ¿hay que conformarse o seguir luchando por los sueños?

Gracias, Alex, por tu tiempo, y suerte con Hanakotoba.

Al contrario, gracias a vosotros por invitarme. Arigatô.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.