La gata, Shozo y sus dos mujeres de Jun’ichiro Tanizaki

0

Sobre los cincuenta, Jun’ichiro Tanizaki, el prolífico autor japonés se metió de lleno en un proyecto titánico: traducir al japonés moderno el clásico del siglo XI La Novela de Genji. A este proyecto dedicó casi seis años de su vida, y en todo este tiempo solo logró producir un texto de ficción breve en 1936, La gata, Shozo y sus dos mujeres. No fue hasta 1943 que publicó su próxima gran novela Las hermanas Makioka. A pesar de no ser una de las obras más conocidas del autor, ha sido publicada por Siruela y contamos con la traducción de Ryukichi Terao y Ednodio Quintero.

En esta breve obra reluce la similitud entre algunos acontecimientos y personajes y la vida real del autor en esos momentos. Mientras escribía esta historia, Tanizaki acababa de divorciarse de su segunda mujer y se casó con la tercera. Este fue un suceso que claramente inspiró la historia de Shozo, que también se ve en una situación similar entre dos mujeres: su exmujer Shinako y su nueva mujer Fukuko. Jun’ichiro Tanizaki también era conocido por ser un gran amante de los gatos, como demostró en numerosas entrevistas y ensayos. En uno decía tener once gatos. El personaje felino de esta historia, Lily, es probablemente fruto de sus propias experiencias, ya que las descripciones tan detalladas y vívidas del animal solo pueden resultar de la familiaridad y observación constante de estos felinos. El propio autor tuvo problemas con una de sus exmujeres por culpa de un gato que ella se llevó. Él lo echaba tanto de menos que se paseaba diariamente cerca de la casa de su exmujer para llevarle comida.

Shozo es un hombre holgazán y fácilmente manipulable que se ve envuelto en una discusión con su mujer a causa de una carta que ella recibió. En ella, Shinako, la exmujer de Shozo, le pide una sola cosa: que le devuelvan a Lily, la gata. Después de leer la carta, Fukuko empieza a darse cuenta del trato especial que recibe el animal y empieza a sentir celos, al igual que los sintió Shinako. Shozo, que hace todo lo posible para no ceder y separarse de Lily, se ve en medio de la disputa entre las dos mujeres.

Es fácil ver las similitudes de este relato con la situación personal del autor. Es por este motivo que los sentimientos del protagonista son tan auténticos. Probablemente, sintió la necesidad de expresar sus inquietudes en esos momentos, a pesar de estar tan ajetreado con la traducción que le habían encargado. Igual que el propio Tanizaki, Shozo siente una devoción casi obsesiva hacia la gata. Esta novela es el claro ejemplo de ese amor tan peculiar que vemos representado en los productos de entretenimiento japonés y en la cultura japonesa: tierno y devoto.

Si eres un amante de los gatos, disfrutarás de las íntimas y hermosas descripciones del felino que protagoniza esta novela. Podrás revivir con cariño esos momentos en los que se meten debajo de las sábanas las noches frías o cuando, mientras comes, se te acercan y maúllan para pedir su porción del botín. Esta tierna gatita, sin embargo, es el objeto desencadenante del conflicto matrimonial en la vida de Shozo. Los comportamientos tan sofisticados de este animal sólo los vemos a través del protagonista, ya que las dos mujeres están celosas y lo desprecian. Este es uno de esos libros que logra mostrar a la perfección la hipocresía con que se tratan los seres humanos entre ellos. Cómo se manipulan, sabotean, controlan y menosprecian, y cómo, sin embargo, otorgan a Lily unas características tan humanas que se la trata con más respeto que a las mujeres de la vida de Shozo.

La gata, Shozo y sus dos mujeres es una novela corta, divertida y con un trasfondo tan conmovedor que invita a reflexionar sobre las relaciones humanas. Gracias a su brevedad y a la prosa tan asequible y elegante de Jun’ichiro Tanizaki, es una novela ideal para leer en esos momentos en que apetece sumergirse en algo ligero y entretenido.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.