Pájaro que trina no vuela de Kou Yoneda: rompiendo los moldes de las demografías

0

Cuando se habla de mangas BL, hay una idea equivocada que parece permanecer (pasa lo mismo con muchos otros libros con personajes LGTBI): la concepción de que la trama gira solamente alrededor de una relación de pareja. Por supuesto, hay muchos BL en lo que esto es cierto: se centran en el romance y no buscan mucho más. Pero hay muchas historias dentro del género que indagan más allá del puro romance. Pájaro que trina no vuela de Kou Yoneda (editado por Tomodomo) se encajaría dentro del seinen si no fuera por la alta carga de sexo homosexual.

La historia de Pájaro que trina no vuela nos presenta a dos personajes totalmente diferentes entre sí. Por un lado tenemos a Yashiro, un jefe secundario (wakagashira) de la yakuza. De niño fue víctima de abusos sexuales y abandono parental. Desde entonces, se ha convertido en un adicto al sexo que solo concibe el placer a través del dolor (el suyo propio y el que infringe a los demás). Por otro lado, está Domeki, que acaba a su servicio. Un hombre serio y callado, un expolicía que acaba de salir de la cárcel.

Pájaro que trina no vuela 1

Sexo, sangre y yakuza

Pájaro que trina no vuela no es el primer manga BL que usa el sexo de manera intrínseca en la trama. Hay otros, como El sueño del cuco o All about J, en el que las relaciones amorosas o sexuales tienen importancia en la historia. Sin embargo, Yoneda va un paso más allá. Al poner sus personajes en el mundo de la yakuza, un mundo violento y duro, el sexo coge una aceptación más: es usado como otra arma. Esto es interesante por cómo Yashiro concibe el sexo: como una herramienta o como un acto de violencia.

Si el sexo es importante en la trama, la sangre también lo es. Al principio del cómic, el lector puede pensar que esta es solo una historia de amor retorcido. Pero a medida que avanza la historia, nos vamos dando cuenta de que la relación es solo un elemento más en una historia que va complicándose a cada tomo. Pronto nos vemos inmersos en traiciones y mentiras, en quién está hablando de más y quién está escondiendo algo, al más puro estilo thriller. Yoneda muestra sin complejos un mundo complicado y podrido, y no escatima ni edulcora la yakuza, al contrario.

Esto lo consigue mediante dos elementos importantes: por un lado, los personajes. El reparto en Pájaro que trina no vuela es muy complejo y lleno de grises. Así, Yoneda muestra relaciones variadas: de amor entre padre e hijo, de servilismo y fidelidad de parte de los hombres de Yashiro, de extrañeza, curiosidad y sexualidad entre Yashiro y Domeki. Sí es verdad que el romance (si es que se le puede llamar así) entre los dos protagonistas es importante, pero lo es también la ambientación que los rodea. La yakuza se convierte en un personaje más que está vivo, respira, interviene.

Pájaro que trina no vuela 2

El fin de las demografías

El otro elemento importante es el dibujo. El estilo de Yoneda siempre ha sido muy adulto, con líneas finas y escenas muy claras. Los fondos lluviosos de Tokyo, el humo de los cigarrillos, los trajes… la mangaka usa todos los elementos a su favor para conseguir ese aire noir que tiene el cómic. Esto también ayuda en las escenas de sexo, que se ven naturalmente violentas, y en las expresiones de los personajes, que están muy bien conseguidas.Y aquí quiero entrar de nuevo en el tema de las demografías.

¿Qué quiero decir con el fin de las demografías? Hace tiempo que hay una discusión en el mundo del manga español sobre esto y, a mi parecer, Pájaro que trina no vuela aporta mucho al debate. Muchos de los que os adentréis a este cómic lo haréis por su característica de BL. Al fin y al cabo, la relación amorosa homosexual entre Yashiro y Domeki ES importante para la trama. Pero si esta relación fuera heterosexual, este cómic estaría catalogado como seinen. Pájaro que trina no vuela es la demostración viviente que, por culpa de las demografías, hay comics que no están siendo valorados como se merecen. Pero ojalá me equivoque. Ojalá (soñar es gratis) esta reseña cambie la opinión de alguien que dudaba sobre si leer el manga o no.

Pájaro que trina no vuela 3

Pájaro que trina no vuela de Kou Yoneda es un milagro. Voy a arriesgarme y decir que es una de mis series manga preferidas (por eso quizá he tardado tanto en poderla reseñar). Es una historia adulta, muy dura, que te atrapa con su intensidad y no te deja. Es de esos comics con los que sufres y disfrutas a partes iguales. Es por eso que a todo el mundo que le gusten las historias de yakuzas, que disfrute con la sangre, las tramas de intrigas y los romances retorcidos, a todos vosotros os digo: dadle una oportunidad a Pájaro que trina no vuela.

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.