Sing Yesterday for Me: Reality Bites a la japonesa

0

“No sé porqué pero siempre pareces estar huyendo de la realidad”.

La cuarentena por causa del COVID-19 está afectando al sector audiovisual japonés tanto como al resto del mundo. Son numerosos los animes, así como series y películas, cuya producción ha sido pospuesta hasta nuevo aviso o, directamente, cancelada. Esto se debe, principalmente, a que dichas producciones se iban emitiendo casi sobre la marcha, es decir, las series no estaban terminadas antes de su emisión. Sin embargo, por suerte, algunas de estas producciones sí se completaron antes de la cuarentena y no verán su emisión interrumpida (salvo imprevistos). Una de ellas es la que ocupa este artículo. “Sing Yesterday for Me” (“Yesterday wo Utatte”) que podemos ver de manera simultánea con Japón gracias a la plataforma Crunchyroll.

“Sing Yesterday for Me” es la adaptación de un manga de Kei Toume (no licenciado en España) que fue serializado entre 1997 y 2015 y se recopila en un total de 11 volúmenes. Se trata de un slice of life, o escenas de la vida cotidiana, de cuatro personajes cuyas vidas se entrelazan con más desencuentros que encuentros: un hombre y una mujer recién salidos de la universidad que intentan vivir sus vidas de la mejor manera posible y dos adolescentes, también de ambos géneros, que están a punto de adentrarse en la vida adulta con las vitales decisiones que eso conlleva. La producción corre a cargo del estudio Doga Kobo, que no cuenta con un currículum muy extenso, pero sí cuidan sus trabajos y la calidad a nivel estético y de animación es bastante destacable.

Doga Kobo ha echado el resto con “Sing Yesterday for Me”. Aunque no es un anime que se desarrolle de forma desenfrenada, más bien al contrario, tiene unos planos y una sutilidad en las escenas representadas que llaman la atención. En ocasiones da la sensación de que la narrativa va más allá de la historia que se está contando y es por esos planos que parecen no venir a cuento: el lenguaje visual tiene muchísimo peso en este anime. No es simplemente que la escenografía esté tan bien plasmada que se pueden reconocer los lugares en los que se desarrolla la acción (lugares reales en las cercanías del distrito de Shinjuku) sino que el lenguaje corporal es muy importante, así como detalles “poéticos” como la caída de la flor del cerezo, la lluvia, los sonidos…

sing yesterday for me

El personaje que carga con la mayor parte del peso de la narración es Rikuo, un joven que un año después de salir de la universidad trabaja en un konbini (supermercado 24h típico de Japón o Corea) y no tiene aspiraciones en la vida: está estancado. Shinako, su antigua compañera de universidad, es profesora de un instituto y también parece bastante conforme con su situación. Haru, el otro gran personaje de la historia, la chica del cuervo, ha abandonado los estudios y a los 17 años trabaja como repartidora a domicilio, fue alumna de Shinako. Por último Rou (o Hayakawa) espera poder entrar en la escuela de bellas artes, es alumno de Shinako, pero también el hermano de el primer amor de ella, que murió. En resumen, son dos adolescentes con tanta prisa como incertidumbre por llega a la vida adulta y a dos adultos estancados, varados en mitad de un lago de dudas a las que deben enfrentarse pero no saben hacia dónde remar. Cuatro personajes atascados entre el miedo a mirar hacia adelante (Rikuo y Haru) y el miedo a mirar atrás (Shinako y Rou). Están en tierra de nadie.

El amor no tiene mucha presencia en esta historia, a pesar de las apariencias. Por el momento no hay romance entre estas cuatro personas (veremos cómo se desarrollan los acontecimientos). Digan lo que digan los personajes queda siempre la duda y la teoría que más parece pesar es la de que, efectivamente, no están enamorados sino que tienen una increíble necesidad de aferrase los unos a los otros pensando en la parte contraria como un ente más sólido y estable que ellos mismos. Todos buscan en los demás a alguien que les mantenga amarrados a tierra firme para no dejarse llevar por la corriente de la vida, conscientes en todo momento de que van a la deriva. Y, sin embargo, son incapaces de comunicarse, de pedir lo que realmente quieren: es como si esperaran que la otra persona adivine sus necesidades, que les proporcione como por arte de magia aquello que les falta. Ignorando por completo que esa persona a la que se aferran está en la misma situación de incertidumbre que ellos.

“Sing Yesterday for Me” intenta demostrar que la madurez no es una cuestión de edad sino de experiencia con una historia en que sus cuatro elementos principales tienen miedo a la experiencia: algunos porque no conectan con la realidad, otros por un pasado doloroso: tienen miedo a la vida porque saben que es imposible controlarla, por eso esperan que alguien les tome de la mano y les lleve por un camino seguro. Huyen del dolor pasado y presente, no se arriesgan (quizás con la excepción de Haru, que aun así está huyendo) y, sobre todo, están solos. La soledad se deja ver claramente en las miradas de los cuatro, siendo Shinako quien mejor la representa.

sing yesterday for me

Son dignas de destacar las escenas en las que dos de ellos, independientemente de quienes sean y en qué momento, hablan. Los diálogos son sumamente interesantes y, a través de ellos, es imposible no sentirse identificados con los interlocutores en un momento u otro: una frase, un pensamiento, un comportamiento, un gesto… todos los personajes de esta historia tienen algo de nosotros o nosotros de ellos. Sabemos lo que sienten y empatizamos con ellos porque son reales, sus circunstancias son reales, como las vuestras o las mías. «Sing Yesterday for Me» es, sin lugar a dudas, una joya en térninos narrativos y de animación, probablemente el mejor anime nuevo de la temporada.

“Yesterday, all my troubles seemed so far away
Now it looks as though they’re here to stay
Oh I believe in yesterday…”
(Yesterday es un tema del grupo británico The Beatles, fue escrita por Paul McCartney en 1965 y su grabación original se hizo para el album Help!)

Share.

About Author

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.